nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > BULLYNG EN LA ENSEÑANZA SECUNDARIA > Capitulo 15 : Cambiar la dinámica social: el enfoque de Ninguna Culpa

CAPITULO 15. Cambiar la dinámica social: el enfoque de Ninguna Culpa

Es mucho mejor que todos los implicados en la dinámica de intimidación pasen a formar parte de la solución, en lugar de formar parte del problema. George Robinson y Barbara Maines crearon un programa pragmático y de gran éxito que se conoce como el enfoque Ninguna Culpa. Representa una respuesta prosocial al acosos escolar. Una reacción común puede ser castigar al acosador o buscar venganza, mientras que este enfoque huye de este ciclo de culpas y, de esta manera, reduce las reacciones, las actitudes defensivas y el rechazo. En lugar de centrarse en quien lo hizo y por qué, se centra en los sentimientos de la víctima y en lo que puede hacer el grupo social que la rodea (incluyendo al intimidador) para que las cosas vayan a mejor. Es un enfoque que incluye a todo el mundo y que habilita socialmente.

A diferencia de la justicia reconstituyente o los modelos de gestión de conflictos, este enfoque puede utilizarse sin necesidad de que haya un acuerdo básico sobre cuáles han sido los hechos y los problemas. La verdad es que la víctima sufre, y para detener este sufrimiento no es necesario repartir culpas. El contexto de castigo-culpa es un entorno que se realimenta a sí mismo: el acosador “castigará” más a la víctima si él mismo resulta castigado. Todo lo que consigue este castigo es sostener esta dinámica.

¿Por qué funciona?
1.- Lo primero que hace el enfoque de Ninguna Culpa es centrarse en cómo se siente la víctima. Centrándose en los sentimientos y no en lo que ocurrió, o en quién hizo qué, la atención se aparta de la culpa, la causa y la secuencia, y se centra en la empatía, que es el catalizador más potente para provocar un cambio en esta dinámica.
2.- El enfoque de Ninguna Culpa hace que el acosador y los que le apoyan reflexionen sobre el impacto de su comportamiento.
3.- Implica a los espectadores y a los estudiantes no implicados en la búsqueda de una solución al problema. Se les fuerza a implicarse.
4.- Se pide la ayuda de los miembros del grupo. El profesor implicado deja muy claro que es un asunto que les afecta a todos.
5.- Es un enfoque prosocial, y que no busca la confrontación.
6.- Nadie debe esconderse tras una pantalla de mentiras sobre qué ocurrió, ya que no se va a culpar a nadie por nada de lo ocurrido.

El enfoque de Ninguna Culpa es muy popular entre los profesores y los consejeros porque (1) trata las situaciones potencialmente complejas de una manera directa. (2) No hay ninguna necesidad de investigaciones exhaustivas y difíciles. (3ª) Los estudiantes ven que se aborda el acoso escolar de una manera constructiva y no amenazadora. (4) Provoca cambios de manera rápida (5) Es muy fácil de aplicar (6) Funciona.

Capitulo AnteriorVolver al Indice  


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web