nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña

CAPITULO 10. Sin título

Varios de los grandes estudios longitudinales han recopilado ahora datos más allá de los años de la adolescencia, lo cual significa que se han recogido importantes datos sobre la evolución a lo largo de la vida y las carreras delictivas. Dichos datos nos permiten hablar con un poco más de claridad de persistencia y desistimiento y de diferentes patrones de implicación.

A partir de los 3 años de edad se pueden identificar signos que indican formas de conducta antisocial más graves y persistentes en forma de conducta hostil e hiperactividad. Esto no es tan evidente por lo que se refiere a la conducta limitada a la adolescencia; en realidad, a distintos tipos de conducta antisocial se asocian diferentes factores de riesgo y diferentes resultados.

Hay continuidades y discontinuidades en la evolución de la conducta antisocial. Las secuelas a largo plazo de los problemas persistentes de comportamiento en la niñez pueden ser muy amplias en la edad adulta, conduciendo a dificultades generales en el funcionamiento psicosocial y a actividades delictivas.

Las experiencias siguen siendo importantes; nada es de piedra. Los acontecimientos de la vida, los momentos decisivos y los periodos de transición pueden influir en que la conducta antisocial continúe o cese.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web