nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > EL DESARROLLO DEL CONOCIMIENTO SOCIAL > Capitulo 5 : Reglas y prohibiciones

CAPITULO 5. Reglas y prohibiciones

Los datos presentados muestran que la moralidad y la convención constituyen ámbitos distintos y que no están relacionados con la edad. Dentro de los sistemas sociales, la promulgación de reglas y prohibiciones, además de su aplicación mediante sanciones, sirve como un medio primario para ejercer el control sobre el comportamiento de los individuos. La mayoría de los niños es consciente de la existencia de reglas a una edad muy temprana. Hay tres aspectos importantes que destacar: los medios por los que el desarrollo social tiene lugar, los mecanismos psicológicos que controlan la conducta social del individuo y la relación existente entre las reglas, la moral y los juicios convencionales. El autor examina las distintas posiciones mantenidas por Austin, Hart y Dworkin . Es importante estudiar cómo los individuos conceptualizan las reglas; para ellos, las reglas son fijas y absolutas; más tarde pasan a ser alterables mediante un acuerdo general y el consenso mutuo. El conocimiento sobre la existencia de una regla constituye una forma de conocimiento factual sobre el medio social. Investigación sobre los conceptos de las reglas sociales. Se estudian dos investigaciones realizadas sobre la concepción que tienen los niños de las reglas. Los resultados confirman una vez más la distinción entre la moralidad y la convención. La naturaleza sistemática de los conceptos de regla social. Desde una edad muy temprana, los niños se forman conceptos sistemáticos y no unitarios de reglas. Cuando no se tiene en cuenta el ámbito de aplicación de la regla, los niños más pequeños se inclinan a considerarlas como algo fijo; los niños mayores muestran una mayor conciencia de las funciones subyacentes de las normas. Niños y adolescentes dan por sentado que las normas varían de un contexto a otro. Las normas están a la vez asociadas y separadas de las consideraciones morales. Por ejemplo, las reglas de un juego y las reglas convencionales son independientes de la moralidad, pero hay normas que están íntimamente unidas a la moralidad.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web