nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > GREATER EXPECTATIONS > Capitulo 9 : Escuela

La respuesta

CAPITULO 9. Escuela

La escuela pública ha recibido los peores ataques, con una presión tanto desde fuera como desde dentro de la institución. Incluso se ha llegado a considerar que es innecesaria. El autor considera que la escuela pública ha tenido un papel esencial en el florecimiento de las sociedades democráticas en todo el mundo. Millones de niños han salido de un entorno de pobreza y expectativas limitadas, dándoles la oportunidad de participar en el progreso de la sociedad y mejorar sus vidas. Sólo las escuelas públicas tienen un acceso tan universal a los niños. Las escuelas serían la “segunda línea de defensa” contra la desintegración cultural. Es imprescindible defender la institución escolar, tanto como reformarla. Sin la escuela pública no se puede esperar mantener la democracia ni prosperar en el futuro. La enseñanza formal tiene beneficios incuestionables en las vidas de los niños. Con todos sus defectos, el sistema público de enseñanza ofrece a los niños una oportunidad esencial de desarrollar sus capacidades intelectuales. También puede formar su carácter: las relaciones vitales que más van a conformar los hábitos y normas del niño las mantiene en la escuela. La formalidad de los colegios enseña a los niños lo que es apropiado en el mundo social. Los profesores y otros adultos de la escuela representan las normas y valores de la sociedad para el niño. En este entorno de relaciones tan significativas los niños desarrollan expectativas sobre sí mismos, también en las relaciones con sus compañeros. Les proporcionan recursos para encontrar el propósito en la vida, sus intereses, en lo que destacan. Adquieren habilidades, disposiciones, aspiraciones, hábitos de trabajo. Y les alejan de los problemas, reducen su vulnerabilidad a los prejuicios. La calidad de las actividades escolares determina su desarrollo intelectual y moral. La escuela proporciona al niño herramientas psicológicas. El gran problema de la escuela pública es cómo comunicarse con la gran cantidad de alumnos que llegan sin preparación ni interés por aprender, cómo evitar que perjudiquen el ambiente académico de la escuela. El autor considera que la mitad de los alumnos, aprox. no tienen interés en la escuela, no lo consideran un privilegio. No tienen motivaciones académicas ni tampoco comprenden qué sucede realmente en la escuela, no comprenden las materias de estudio. Sigue prevaleciendo un modelo de aprendizaje tipo “factoría”, en todo el mundo. La atmósfera moral del colegio también ha cambiado, a peor. El “ethos” de la enseñanza ha cambiado y los profesores ya no mantienen exigencias morales o de comportamiento con los alumnos. Se han desentendido de los alumnos en este aspecto, se han “profesionalizado” y han bajado el nivel de exigencia al mínimo: los alumnos como clientes, sin que existan los sentimientos que anteriormente hacían a los profesores “tener a sus alumnos bajo el ala”. No se responsabilizan de la persona completa. Se está perdiendo la vieja tradición del profesor como mentor de los jóvenes. Mentalidad de “fichar” y uso de sanciones para quitarse de en medio a los alumnos que causan problemas. No consideran que sea parte de su trabajo dedicar atención a los niños que lo necesitan. Tampoco hacen la escuela estimulante. En el debate sobre la reforma de la escuela las ideas son controvertidas, no puede haber soluciones simples y parece que una respuesta puede ser mejorar el entorno pedagógico. La enseñanza es el núcleo de la escuela: el profesor es el recurso más importante y cualquier reforma debería empezar por asegurar que los alumnos pueden tener relaciones estable con maestros que se preocupen de su crecimiento intelectual y moral. Hay que centrarse también en la calidad de la enseñanza, del momento en que se comunica la materia de estudio, en las herramientas pedagógicas de los profesores. Las interacciones entre profesor y alumno son lo esencial, por eso hay que mejorar las condiciones en que esta relación tiene lugar. Se está trabajando en la dirección de crear “comunidades de aprendices”. Los tres elementos de la interacción profesor-alumno que deben ser objetivos de la reforma, según las investigaciones, son: 1) la evaluación, estándares de los profesores y exámenes de los conocimientos y habilidades, 2) el currículo, conocimiento sistemático que los colegios imparten, personalización a los talentos, habilidades e intereses de cada alumno, 3) actuación moral de los profesores.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web