nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > La autoestima > Capitulo 10 : Apaños de la autoestima ¿Cómo protegerla a corto plazo?

3. Plantar cara. Cómo mantener y reparar la autoestima

CAPITULO 10. Apaños de la autoestima ¿Cómo protegerla a corto plazo?

Para proteger nuestra autoestima realizamos diariamente multitud de mecanismos de defensa para ponerla a salvo. Con estos mecanismos evitamos emociones o pensamientos que resultan dolorosos para nosotros. Cuanto más frágil es la autoestima más tendemos a usar este tipo de mecanismos. Usar estos mecanismos no supone un problema, el problema viene cuando se usan de forma excesiva.

Cada mecanismo de defensa protege de una forma diferente la autoestima. La evitación sirve para escapar del riesgo a fracasar, la negación evita admitir los problemas, la proyección permite atribuir emociones negativas y dificultades personales a los demás etc.

Las personas con baja autoestima temen fracasar constantemente y por lo tanto evitan correr riesgos no pasando a la acción, y ese hecho hace que no obtengan éxitos y no puedan mantener la autoestima elevada. De ese modo entran en un círculo del que es muy difícil salir.

Las personas con baja autoestima se sirven de diferentes estrategias para mantener unos niveles determinados de autoestima. Algunas veces se benefician del éxito de los demás, los sienten como suyos como las mujeres que se sacrifican por el éxito de su marido. También hay personas que se introducen en grupos donde se sienten aceptados, de hecho la adolescencia, que es la época donde la autoestima es más frágil, es la época de las pandillas. La ensoñación excesiva es también otro medio que usan estas personas

Podemos pensar a priori que las personas con alta autoestima lo tienen más fácil. Sin embargo necesitan recurrir a mecanismos para mantener esa autoestima como por ejemplo devaluar a los demás, o compararse con ellos viéndoles inferiores.

A continuación el autor explora un fenómeno que denomina la “neurosis al fracaso”, personas que se ponen trabajas para conseguir lo que quieren. El autor proporciona, al margen de las múltiples interpretaciones psicoanalíticas que se han dado, una explicación basada en la autoestima. Son personas con muy baja autoestima que creen fracasar y por lo tanto ni siquiera se preparan lo que tienen que hacer.

Hay muchas escenas de la vida cotidiana que involucran la autoestima. Por ejemplo muchas personas se dan al consumismo para estimularla. También el hecho de poseer cosas y mostrarlas para estimular la envidia de los demás puede estar al servicio de incrementar la autoestima en una persona.

También hay otra serie de actividades como ejercer acciones raras o excéntricas, controlar a los demás (por medio de la política…), transgredir leyes, burlarse de los demás, o negarse a reconocer fracasos son otras maneras de mantener la autoestima elevada.

Mención especial tiene el hecho de darse valor a uno mismo sin que lo parezca. El autor propone que se lleva a cabo mediante tres estrategias: el “name-dropping” que conssite en dar a entender que te codeas con personas importantes; la “superperspicacia” que consiste en mostrar que uno tiene información que los demás no tienen; y la “pesca de cumplidos” que no es otra cosa que la falsa modestia.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web