nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > La autoestima > Capitulo 4 : ¿Estable o inestable? Averigue la solidez de su autoestima

1. ¿Se estima usted? haga su propio diagnóstico

CAPITULO 4. ¿Estable o inestable? Averigue la solidez de su autoestima

El autor propone cuatro tipos de autoestima que tienen que ver por un lado con el nivel de autoestima y por otro la do con la estabilidad.

La primera es una autoestima alta y estable en la cual los acontecimientos externos y ordinarios tienen muy poca influencia. La segunda es alta e inestable en la cual acontecimientos de competición o desestabilización provocan altibajos. Sabemos que las personas con una autoestima alta y estable tienen un estado de ánimo mucho más atemperado y positivo a la vez que una autoestima sólida y resistente.

El autor se plantea si efectivamente las personas con alta autoestima inestable no tienen en realidad una baja autoestima e intentan, mostrando a veces una alta autoestima engañarse a sí mismos y a los demás.

El estilo de educación parental se propone como explicación de estas diferencias. Para las personas con una autoestima alta e inestable se propone que son personas a las cuales los padres han valorado tremendamente pero que se daban cuenta de que no eran como decían sus padres en su desempeño real, que no obtenía buenos resultados en su día a día pero sus padres insistían en que era el mejor; padres idealizados y distantes y por tanto el niño se veía obligado a ser el mejor para que le hicieran caso; padres con una autoestima también alta e inestable; padres que sólo se interesaban por sus hijos en base a lo buenos que eran.

Para los sujetos con autoestima alta y estable el autor propone varias explicaciones: modelos parentales con las mismas características; padres que realizaban una valoración realista del niño; padres cercanos y disponibles

Los otros dos estilos de autoestima serían: autoestima baja e inestable, y autoestima baja y estable. Los sujetos con autoestima baja e inestable tienen una autoestima sensible y muy reactiva a lo exterior, sea positivo o negativo y los sujetos con autoestima baja y estable tienen una autoestima que no se ve afectada por lo externo, ni por lo negativo ni por lo positivo.

Una de las diferencias fundamentales es que aquellas personas que tienen una autoestima baja e inestable están deseando mejorarla, así como elevar su estado de ánimo, y están mucho más pendientes de lo que los demás opinan de ellos.

Los padres también se proponen como un punto muy importante en la formación de estos tipos de autoestima. Para la autoestima baja e inestable se proponen: déficit de apoyo de los padres; pocas competencias del niño; padres sobreprotectores que valoraban poco al niño. Para las personas con autoestima baja y estable se encuentran: situaciones en la infancia que propiciaron un sentimiento de falta de control y carencias afectivas.

El autor propone que para diagnosticar un tipo u otro de autoestima hay que fijarse en las reacciones de la persona ante cuatro situaciones: éxitos, cumplidos, fracasos y críticas; y ofrece ejemplos de cómo reaccionarían las personas con los cuatro tipos de autoestima antes citados ante estas situaciones.

Por ejemplo una persona con autoestima alta y estable ante un éxito diría cosas como “Estoy contento, me ha complacido haberlo logrado” y ante un cumplido diría “Muchas gracias” Sin embargo una persona con autoestima baja e inestable ante un fracaso diría cosas como “He tenido problemas de preparación, no he estado bien” y ante una crítica diría “¿Cree usted?”

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web