nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > MENTES DIFERENTES, APRENDIZAJES DIFERENTES > Capitulo 12 : Cultivar el cerebro. Un hogar para cada tipo de mente.

I

CAPITULO 12. Cultivar el cerebro. Un hogar para cada tipo de mente.

Los padres encuentran que sus hijos son muy distintos entre sí, y con respecto a otros niños. Lo importante para ayudarles es OBSERVARLES Y ESCUCHARLES, RESPONDER POSITIVAMENTE A LAS EXPRESIONES DE SU IDENTIDAD, AUNQUE A VECES SEAN DESESPERADAS. Los niños pueden empezar a manifestar problemas de repente, es importante observarles y comprender lo que les pasa, pedir ayuda en el colegio o en un profesional. Hay que reaccionar a tiempo, antes de que el niño pierda por completo su amor propio. Cada mente es única y cada niño tiene unas viortudes y cualiudades características. Lo que hay que ofrecerles es constantes oportunidades para desarrollar esas cualidades únicas. Las cualidades que no se ejercitan acaban pasando factura. Hay que tratar a tiempo los problemas muy concretos de aprendizje y al mismo tiempo evitar que el niño deje de ver que tiene otras cualidades. Hay que insistir en que a pesar a los problemas pueden acabar triunfando con nuestra ayuda. Otra consideración: el tratar un problema de aprendizaje, lo primero es tratar de no empeorar las cosas. Si un niño va mucho peor en clase que sus hermanos, y los padres le comparan, empeoran las cosas. Si un niño es muy inseguro y se vuelve muy dependiente de sus compañeros, las cosas empeoran. Si los padres quieren ayudar a sus hijos a superar cualquier obstáculo en su desarrollo, tienen que aprender a escucharles, dar importancia a sus sentimientos, comprender que pueden llegar a sentirse muy mal cuando no progresan en la escuela, cuando no se llevan bien con sus compañeros, en general si sienten que fracasan en algo hay que ser muy comprensivos con ellos. “LA COMUNICACIÓN FLUIDA ENTRE LOS PADRES Y LA ESCUELA SUELE DAR FRUTO. Con la información que les ofrecen los enseñantes los padres pueden actuar como asesores educativos de sus hijos” (p. 355). Los centros educativos deberían enseñar a los alumnos a aprender, y los padres encargarse de enseñarles a trabajar en sus deberes. “EN TODO HOGAR DEBERÍA IMPERAR UNA SÓLIDA ÉTICA DEL TRABAJO” (p. 355). Cómo fomentar un clima intelectual en el hogar (pags. 356-357).

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web