nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Padres permisivos, hijos tiranos > Capitulo 6 : Poner al niño en el tiempo

sin partes

CAPITULO 6. Poner al niño en el tiempo

Los padres tienen dos opciones y las dos decepcionantes. Si optan por la vía de los deberes y de las responsabilidades se encuentran con una sordera de los hijos y sufrimiento y si optan por la vía de satisfacer sus exigencias se encuentran con un tirano. En la sociedad Occidental se ha puesto muy de moda rechazar el modelo autoritario con los niños.

Los padres de hoy se ven obligados a hacer campaña electoral para ganarse el cariño de los hijos dándoles un poder que no piden y que altera su seguridad.

Hay una serie de factores que han alterado el orden de las cosas: el desarrollo de la sociedad industrial, la mutación del estatus de las mujeres, la desaparición de la contención en las parejas, el control de la contracepción, la liberalización de las costumbres y el debilitamiento del polo paterno en la parentalidad. El autor propone que la solución es devolver la conciencia del tiempo a los protagonistas de toda esta historia.

En última instancia es una cuestión de renuncia, de la renuncia que deben hacer las madres a guardar a los hijos “dentro de ellas” una vez que han nacido. Esto sin duda es muy complicado ya que los hijos reclaman quedarse junto a sus madres y se niegan (mucho más que las niñas) a ser separados de ellas.

Naouri aboga por una educación autoritaria y critica el modelo democrático de crianza citando una frase que dice frecuentemente a los padres: “Si ustedes educan como demócratas a sus hijos –les decía-, es muy probable que más tarde se conviertan en fascistas, mientras que si los educan de una manera más o menos fascista, seguro que se convertirán en demócratas”

El autor propone la vuelta a otro modo de educar, a una alimentación a los niños a horas fijas y en cantidades fijas. Esto hace que los niños no se conviertan en adictos al placer, que puedan tolerar la frustración cuando tienen hambre entre horas. Parece un detalle insignificante pero no lo es.

Con este tipo de educación se consiguen niños felices y disciplinados que sepan diferenciar los valores y la moral que guie su conducta.

Capitulo AnteriorVolver al Indice  


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web