nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Los padres no se divorcian de sus hijos > Capitulo 2 : Hay que decírselo a los hijos

CAPITULO 2. Hay que decírselo a los hijos

El difícil papel de dar la noticia. El autor parte de que el divorcio es un acontecimiento del que hay que hablar a los hijos como de cualquier otro que ocurra dentro de la vida en pareja. Es importante que los padres expliquen a sus hijos que se separan como pareja, no como padres, y que sus responsabilidades con sus hijos van a seguir igual que siempre. Los padres deben hablar de esto con los hijos de manera conjunta, no por separado buscando el mejor momento, incluso espaciando la información en varios momentos para que no sea tan brusco.

Cómo justificar ante el niño la separación de los padres. Aunque las justificaciones pueden ser en realidad falsas justificaciones siempre tenemos que ser claros y sinceros con el niño y no ocultar información pensando que no se entera de nada. También es de esperar que en los primeros momentos se den algunos problemas de conducta (sobre todo en adolescentes).

¿Y qué les decimos? Es importante decirles claramente que va a haber cambios, explicarles en qué van a consistir esos cambios con detalles (dónde van a vivir, cuándo van a ver a cada uno…), transmitirles calma, explicarles por qué se separan los padres (sin dar muchos detalles), dejar claro que la culpa no es de ellos, asegurarles que van a seguir viendo a sus padres y ayudarles para que exterioricen lo que piensan y sienten.

Aclaremos sus dudas. Si los padres están seguros de que no van a volver es importante dejarlo claro al niño para que no se cree fantasías de reconciliación (sobre todo si tiene entre 6 y 9 años) Lo que nunca se debe hacer es: dejar que el niño piense que es culpa suya, dejarle que piense que ya no le quieren o dejarle que culpe sólo a uno de los padres.

¿Hay que contarles las razones de la separación? El autor propone que sí sin entrar en detalles.

Poner palabras al conflicto. Si la separación ha contado con escenas de grandes conflictos que han quedado grabadas en la memoria de los niños hay que hacer algo para borrar ese recuerdo. Para ello lo mejor es que puedan poner en palabras lo que han vivido emocionalmente, que puedan hacer pasar a la memoria verbal esos recuerdos almacenados en la memoria emocional simplemente como imágenes y sensaciones físicas. Por lo tanto es importante que puedan expresar lo que vivieron, cómo se sintieron…

Prevención de las repercusiones en los hijos. Es fundamental que los hijos sepan que la separación es una cuestión de adultos, que ellos no han tenido nada que ver en la separación y que tampoco pueden tener nada que ver para volver a juntarlos. Si los padres están muy ocupados trabajando pueden establecer una hora particular para hablar con los hijos, aclarar sus dudas y dejar que se expresen respecto a este tema. El autor en este sentido deja claro que la fragilidad emocional del niño en estos casos no viene de la separación, sino de los fallos comunicativos de los padres antes de la misma.

Resaltando los aspectos positivos. Es importante que los padres hagan de esta situación algo normal, que le ocurre a otras parejas, y para ello pueden ponerle ejemplos al niño de otras parejas que también se hayan separado y que a partir de ahora van a ser más felices todos, que es mejor vivir con uno de ellos alterno que vivir con los dos juntos y que sean desgraciados. También se le pueden leer cuentos o ver películas donde aparezcan familias monoparentales para que lo vea como algo natural.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web