nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > THE WORLD´S YOUTH > Capitulo 8 : Adolescentes en Rusia: Sobrevivir a los desequilibrios y crear un futuro más brillante.

CAPITULO 8. Adolescentes en Rusia: Sobrevivir a los desequilibrios y crear un futuro más brillante.

En la sociedad rusa la educación de los jóvenes es determinante para el futuro. Los adolescentes de hoy día han crecido en una situación muy conflictiva. Han empeorado las condiciones sociales y la calidad de la escuela. Pero también crecido con libertad y tienen más acceso a la información y más opciones educativas, hay un mercado de trabajo más emergente y dinámico, y puede elegir a sus representantes y participar en la democracia. Muchos adolescentes ya vivieron desde niños en una sociedad democrática, viven en el país más grande del mundo, con una densidad de población baja y la población concentrada sobre todo en las ciudades. La tasa de natalidad es muy baja y continua bajando. La población menor de 15 años es solo el 19 por cien, 28.5 millones de personas y se espera que baje en los próximos años. La economía ha pasado los peores problemas de la transición al mercado libre y parece mostrar signos de recuperación. Existe una gran disparidad socioeconómica y ha surgido una clase media que forman el 63% de la población (los que tienen un salario medio). Las condiciones de esta clase social son mucho menos favorables que en países occidentales, pero mejores que en los países más pobres. Tienen servicios públicos relativamente buenos y los alimentos básicos están al acceso de la mayor parte de la población.

La familia está actuando sobre todo como factor de protección más importante en una situación de cambios sociales. La mentalidad de la familia en Rusia es decisiva para comprender el curso del desarrollo adolescente. El matrimonio y los hijos se suelen tener a edades tempranas (24 años los chicos, 21 las chicas, en promedio). Los padres suelen ayudar económicamente a los hijos, pero si estos logran buenos empleos también ayudan en la familia de origen. Son lazos sociales tradicionalmente muy importantes en Rusia, que priorizan las responsabilidades sociales del adolescente. Tienen buena comunicación con los padres, recurren a la familia como red de protección social, es la institución a la que más importancia se concede y no parece haber cambiado con las inestabilidades sociales actuales. El papel de las chicas adolescentes en sus familias es tradicional, y los chicos tienen una mayor importancia; esto no ha mejorado con los cambios políticos, sigue habiendo discriminaciones a las mujeres en los trabajos, incluso la nueva sociedad rusa ha recuperado una “celebración de la masculinidad”. Las chicas en Rusia dan más importancia a sus familias que los chicos, y sigue habiendo una distribución tradicional de los roles del hombre y la mujer en la familia. Pero las chicas no dejan por eso de valorar la posibilidad de tener una carrera y educación, o de querer formas nuevas y más libres de formar una familia, sobre todo entre las adolescentes que viven en ciudades.

Las relaciones con los iguales no parecen seguir los valores colectivistas de la educación soviética, no les resulta fácil hacer amigos, tienen la impresión de que los demás chicos son poco amables y les prestan poca ayuda. Hay una tendencia al individualismo en las relaciones sociales. Las relaciones sexuales se están haciendo más precoces, alrededor de los 17 años uno de cada tres jóvenes ha tenido relaciones sexuales completas. El sistema educativo ruso es muy completo, pero atraviesa grandes dificultades económicas. Se han bajado los niveles de logro en la escuela, pero ha aumentado desde 1995 el número de alumnos en la Universidad. UN estudio indica que los adolescentes rusos disfrutan de la escuela, que les gusta más que a otros jóvenes, pero se son poco comunicativos con los profesores, creen que su rendimiento es bajo y que sus padres esperan demasiado de ellos. Muchos están preocupados por el empleo, aunque hay un mercado muy dinámico y oportunidades. Hay más jóvenes ahora que terminan la Universidad y después empiezan a trabajar. La participación cívica es escasa y hay pocas organizaciones de jóvenes de tipo cívico, aunque sí hay ONGs. Muchos no conceden demasiada importancia al hecho de ser rusos, pero al mismo tiempo expresan hostilidad (33%) hacia jóvenes de otros países. El consumo de alcohol y drogas es un grave problema, que ha aumentado de manera dramática. Hay muchos servicios sociales y programas para jóvenes, estatales, pero con poca financiación. Parece ser que las nuevas libertades les han llevado a experimentar con comportamientos de riesgo, y se espera que estos desciendan. Han aumentado los contagios de ETS, aunque hay indicadores de salud pública positivos. Son jóvenes que parecen ser bastante pragmáticos y materialistas respecto de su futuro.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web