nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > APPROACHES TO POSITIVE YOUTH DEVELOPMENT > Capitulo 10 : Apoyo social y desarrollo positivo: mirar al lado positivo de las relaciones cercanas del adolescente.

Sin Partes

CAPITULO 10. Apoyo social y desarrollo positivo: mirar al lado positivo de las relaciones cercanas del adolescente.

Qué contextos interpersonales acompañan el desarrollo positivo de los jóvenes. Cual es el papel que tienen las relaciones de apoyo mutuo entre los adolescentes. Es la visión positiva del grupo de amigos: proporciona apoyo y es beneficioso. Hay tres modelos de influencia positiva: a) modelos de protección, el apoyo social protege de las adversidades; b) modelos aditivos, los recursos evolutivos se relacionan con el apoyo social que se tiene; c) modelos de umbral, que describen el mínimo nivel de apoyo social necesario para un resultado positivo.

Hay una reestructuración esencial de las relaciones, ya que la adolescencia es una etapa de transición. Las interdependencias y la cercanía subjetiva pasan desde las madres y los padres hasta las amistades y relaciones románticas, formando entre todos una red de relaciones cercanas. Los tres modos como las relaciones configuran el desarrollo son: 1) participación, implicarse en relaciones cercanas, es la necesidad de pertenencia y de mantener relaciones duraderas y significativas; 2) la identidad y las características del otro, que suelen compartir cualidades y se hacen más similares por procesos de influencia mutua – los chicos con más recursos suelen relacionarse entre sí, los que tienen menos también forman sus grupos por esas similitudes-; 3) calidad de la afiliación, cuando son relaciones de calidad satisfacen las necesidades afiliativas, emocionales e instrumentales de los participantes. La relación con los padres, a medida que el adolescente madura cambian las relaciones con sus padres, la cercanía y el contacto es menor, pero la orientación y apoyo psicológico son mayores.

El apoyo social se estructura en tres características de las relaciones cercanas, tal y como las experimenta el adolescente: 1) apoyo percibido es la evaluación que uno hace de la ayuda que recibe de los demás, como disposición de recursos de apoyo con los que cuenta, 2) apoyo experimentado es la medida concreta de la asistencia que uno recibe de los demás, contando qué apoyo se recibe de cada relación, 3) integración social es el número de relaciones con las que uno cuenta, el apoyo que proporcionan y la red de interconexiones en la que se vive. El apoyo percibido es muy influyente sobre el modo como la persona se enfrenta a nuevos desafíos y a nuevas relaciones, y puede ser un rasgo de personalidad estable que va a influir sobre el modo como uno se relaciona con los demás. El apoyo experimentado son formas distintas de apoyo social, que puede ser instrumental, de intimidad, de apertura personal, y se ha comprobado que entre los adolescentes de menor edad los padres dan más este tipo de apoyo, mientras que más adelante son los amigos quienes lo proporcionan. La integración social es el rango de apoyo social, la red de relaciones que conforman la familia y los iguales, y que suele cambiar cuando se inicia una relación romántica hacia la mitad de la adolescencia. La integración se define como el grado de apoyo experimentado en estas constelaciones de relaciones.

Los tres modos de estudiar las relaciones interpersonales y sus vínculos con el ajuste adolescente dan distintos resultados. En estos modelos de influencia se entiende que distintas formas de apoyo social son fuentes de influencia distintas en el ajuste del adolescente, que se relacionan con el bienestar individual. Si se percibe la calidad de la relación como positiva, se puede predecir una buena adaptación porque al esperar recibir apoyo se van a conformar habilidades de afrontamiento y de acercamiento. Si en la relación con los demás se aprende a aportar recursos para resolver problemas, si se logan prestar ayuda y la afiliación se caracteriza por sus fortalezas, se puede predecir un mejor ajuste: son adolescentes que tienen apoyo emocional y orientación en su familia, que tienen compañía e intimidad con amigos cercanos, y que reciben apoyo y ayuda práctica. Si las relaciones son numerosas y con un alto grado de interconexión, es una red de apoyo integrada que va a conducir a un buen ajuste, porque asegura los recursos que refuerzan habilidades de resolución de problemas y creencias. Para describir cómo se producen estas influencias están los tres modelos indicados al principio.

Las buenas relaciones protegen a los adolescentes de la mala adaptación (modelo de protección), ya que todos pasan por momentos de dificultad y estas se moderan por el apoyo social, evitando consecuencias negativas para la salud física y mental. Hay un mínimo de relaciones sociales que necesita el adolescente para su desarrollo, aunque sus influencias no son tan predominantes (modelo de umbral), por eso lo esencial es definir qué necesidad tiene cada adolescente de esta red de apoyo social. En el último de los modelos, se considera que el bienestar del adolescente dependerá del apoyo recibido a través de múltiples relaciones, en una red muy amplia de interconexiones (modelo de adición). Hay evidencias empíricas de que el apoyo social, globalmente, se relaciona con el bienestar del adolescente. El apego seguro a los padres, las figuras de apego secundarias, la calidad de las amistades y el clima familiar, las redes sociales amplias y el apoyo que proporcionan, han demostrado ser factores relevantes para el bienestar de los adolescentes en las investigaciones empíricas.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web