nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > The Youth Charter > Capitulo 10 : Orientaciones para construir la carta de los jóvenes de una comunidad

El método

CAPITULO 10. Orientaciones para construir la carta de los jóvenes de una comunidad

El autor explica brevemente en este capítulo el modo de crear una carta de jóvenes en una comunidad. En apéndices posteriores ofrece ejemplos reales, que concretan este proceso. Primero se debe definir la carta de jóvenes: conjunto de normas y expectativas, escritas o no, que se comparten entre todos los adultos que influyen sobre la educación de los jóvenes de una comunidad. Atiende a los temas centrales del carácter y la competencia de los jóvenes, para lograr que sean ciudadanos responsables. Incluye un plan para comunicar criterios exigentes y expectativas a los jóvenes, y se desarrolla en función de las necesidades y recursos de cada comunidad.
Comienza con una reunión de la comunidad, que empieza a trabajar en pequeños grupos para definir las normas y expectativas. En el grupo completo se exponen las conclusiones de estos grupos, en los que hay representantes de cada agencia educativa. Se forman grupos de trabajo para tratar nuevos temas, y se crean rutinas de comunicación, y se fijan reuniones con los jóvenes para que puedan participar. Cada dos años se debe renovar esa carta de jóvenes. El autor explica un calendario para realizar este proceso, que se puede seguir en detalle o adaptarlo a cada comunidad. Comienza por planificar el foro cívico que va a formar parte de esta carta de jóvenes, con reuniones desde un grupo que se van ampliando a otros. Luego hay una etapa de iniciación, de entre 7 y 8 meses, en las que hay reuniones todas las semanas en el foro cívico, y comienzan a formarse los grupos de trabajo. En la fase de alcance a la comunidad, que dura entre 9 y 10 meses, esos grupos de trabajo dan forma a la carta de jóvenes, abiendo esos grupos a la comunidad y permitiendo la participación de más gente, aceptando sus sugerencias. En una fase posterior se implementan los planes de acción, lo que dura entre 11 y 20 meses, pr medio de grupos de trabajo y tratando con preocupaciones concretas de la comunidad. En la última fase, se actualizan las cartas de jóvenes cada 24 meses, aproximadamente. Cómo se publicitan las cartas de jóvenes: mediante anuncios o artículos en periódicos locales, por publicidad en páginas web, con planfletos y posters en la ciudad o la comunidad. Son muy importantes estos pequeños grupos, y que sean representativos, y que sean amplios, que se puedan incorporar más personas y lleguen a tratar en profundidad uno de los problemas, el que le corresponda como “task force”. El autor explica a continuación pueden ser más productivas esas reuniones, con orientaciones para manejar el tiempo y abordar los temas. Da otras orientaciones sobre cómo deben actuar los facilitadores.
Los jóvenes tienen que participar en esa carta, en las tres fases de su proceso de elaboración: creación, implementación, actualización. Es importante que establezcan una relación de confianza, entre adultos y jóvenes, que haya intercambio. Los adultos tienen que crear buenos mecanismos para que los jóvenes puedan participar. Cada grupo, jóvenes y adultos, debería tomarse en serio las preocupaciones de los demás, y es muy importante que los adultos tengan un papel de liderazgo, al mismo tiempo que encuentran la manera de comprender las perspectivas de los jóvenes.

Capitulo AnteriorVolver al Indice  


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web