nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > The Youth Charter > Capitulo 5 : Éxito en la escuela

Escenarios para la orientación y el crecimiento

CAPITULO 5. Éxito en la escuela

“Las vidas educativas de los adolescentes ni empiezan ni terminan en las escuelas mismas… Son el resultado de lo coordinadas que estén o de lo dividas que estén las comunidades al proponer entornos de aprendizaje para los adolescentes en los que cada uno sea responsable de un conjunto común de metas educativas” - Francis Ianni, The Search for Structure- (p. 90). La educación es en Estados Unidos, desde los años 90, la prioridad nacional, desde que el declive de esta institución se consideró que ponía a la nación en peligro (en un famoso informe de mediados de los años 80). Es parte de la preocupación creciente por los niños, que va unida a mejores conocimientos sobre su desarrollo y sobre cómo orientarles para que crezcan de manera sana. Las lecciones que se han aprendido en los últimos años son importantes. La más importante conclusión es que las escuelas tienen éxito sólo cuando trabajan de cerca con los padres de los alumnos y otros miembros de la comunidad. La educación debe ser una empresa compartida entre los padres, los profesores, los estudiantes, y otros miembros de la comunidad que pueden aumentar las habilidades de los alumnos. En una comunidad que tenga una fuerte carta de jóvenes las necesidades de desarrollo del niño pasan a primer plano, y no la especialización del experto que trabaja con ellos, porque la escuela está integrada en la comunidad y no separada de ésta, tiene unos criterios y unas normas que todos conocen (sus metas educativas) y que en el proceso de esa carta los padres y otros agentes educativos pueden discutir.
Por otra parte, los temas educativos, como la reforma escolar, se han debatido de una forma polarizada, se han presentado docenas de nuevas aproximaciones a los problemas escolares, con una división básica entre teorías progresistas y tradicionales, que enfatizan, o bien las habilidades de pensamiento, la comprensión, y la creatividad, o bien los datos, el conocimiento de la cultura y el dominio de disciplinas académicas especializadas. Otros temas han creado también una gran polarización, sobre cómo enseñar distintas materias o enseñar moralidad, sobre la educación de inmigrantes. Son divisiones que no parece que se estén solucionando, sino que se hacen más profundas, sin responder a las cuestiones fundamentales: ¿qué es necesario cambiar y qué debe mantenerse estable? En muchas de estas discusiones se manejan falsos opuestos, por ejemplo, la educación moral tendría que enseñarles a pensar con autonomía sobre decisiones morales, pero también proporcionarles un respeto más profundo por los valores comunes de su sociedad. Pero en contra de esta forma de no resolver los problemas educativos, las sociedades están encontrando el modo de avanzar hacia buenas soluciones, adoptando los principios de la elección libre de escuela, de dar a los padres más libertad para elegir la escuela de sus hijos, lo que está haciendo crecer nuevas opciones para los alumnos: es una combinación de reforma escolar y elección libre de escuela, que está abriendo nuevas posibilidades de padres, profesores y alumnos. Es una era de la educación que supone mayor libertad, más control de los padres sobre la escuela de sus hijos, también requiere por su parte más apoyo y participación. Es una promesa de mejora, y lo necesario es realizarla. El autor propone algunos criterios para ayudar a los padres a identificar las mejores escuelas:
- Escuelas con un liderazgo claro de sus responsables, que articulen las metas y los estándares de la escuela
- Los profesores consideran su trabajo con sentido del compromiso, que se esfuerzan y dan más de lo simplemente exigido por su contrato
- De la escuela se desprende un sentido del propósito, tienen un espíritu de aprender, de enseñar, en cada experiencia del alumno
- La escuela proyecta un sentido de comunidad, en el que alumnos y padres son el centro y se sienten orgullosos de su escuela
- La escuela sostiene criterios académicos y morales elevados, los comunica con claridad, con certeza y se aplican de manera firme y consistente
“En una escuela con un apoyo de los padres fuerte y con apoyo de la comunidad, los profesores tienen una red de recursos a su disposición, para expandir y profundizar las oportunidades de aprendizaje que pueden ofrecer a sus alumnos” (p. 101). Las reuniones del proceso de la Carta de Jóvenes pueden enseñar a los profesores los recursos de la comunidad que tienen disponibles: negocios locales, organizaciones, museos, bibliotecas, miembros de la comunidad: de manera que la educación de los alumnos se mueve más allá de la clase y pasa a la dinámica de la vida social. Es necesaria una comunidad con una carta de jóvenes fuerte, en la que se pongan sobre la mesa (de aprendizaje) todas las habilidades que pueden aprender (teóricas o profesionales) los alumnos, con una perspectiva más amplia sobre lo que los alumnos necesitan aprender en la vida, y todos los recursos de una comunidad se pueden disponer para promover esas habilidades en los jóvenes. Así los profesores que intentan enseñar a los alumnos, van a recibir un apoyo más fuerte de la comunidad, incluso cuando los resultados no son buenos. Esta Carta de Jóvenes, puede ayudar a los profesores a defender, a explicar a la comunidad que los alumnos también tienen un buen futuro cuando no tienen buenos resultados en los exámenes, si se les ofrecen las oportunidades educativas que necesitan. Al integrar las metas de aprendizaje de la escuela con las expectativas y criterios de la carta de jóvenes, los profesores pueden enseñar para el futuro, en lugar de enseñar para el examen. Para lograr este objetivo, los profesores pueden seguir algunas recomendaciones:
- La primera prioridad del profesor debe ser promover la motivación por aprender en el alumno
- Para aumentar la motivación de los alumnos, los profesores tienen que encontrar las conexiones entre la clase y la vida de los alumnos, presente y en el futuro
- Los profesores deberían crear redes de apoyo con los padres y otros miembros de la comunidad
- Los profesores deberían mantener estándares académicos y morales elevados para todos los alumnos, sin excepción
Con respecto a la reforma de las escuelas, el autor considera que es un tema esencial a la carta de jóvenes, que está conectada con sus metas de aprendizaje. Hace unas recomendaciones:
- Los profesores tienen que restablecer el aprendizaje de los alumnos como su primera prioridad, y deben tener cuidado de no perjudicar el aprendizaje de los alumnos por tener como prioridad otros asuntos sociales
- Las escuelas tienen que tratar a los profesores como colegas de investigación, más que como trabajadores, y los profesores tienen que centrarse en las necesidades de sus alumnos, más que en las reglas de trabajo y las condiciones laborales
- Las escuelas deberían enseñar el arte y la ciencia de grandes trabajos, más que enseñar a interpretar los textos de forma crítica: la comprensión de la ciencia, la literatura, el arte, la historia y otras materias, tiene que ser el objetivo más importante de la enseñanza, con un sentido del asombro y aprecio por los grandes logros de la humanidad
- Las escuelas deberían basar sus criterios para sus alumnos y profesores en un rango más amplio de indicadores que los exámenes estandarizados
- La reforma escolar debe derivarse de las necesidades y los valores de la comunidad, manteniendo lazos estables y cercanos entre los profesores, los padres y otros agentes educativos

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web