nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > The Development of the Person > Capitulo 14 : Las tareas por delante

Desarrollo y psicopatología

CAPITULO 14. Las tareas por delante

Los resultados de este estudio demostraban que el curso del desarrollo de un niño no es determinista, pero que hay una serie de influencias del contexto y de factores endógenos, que interactúan de manera compleja, para dar unos resultados u otros: buenas adaptaciones, o peores adaptaciones, éxitos o fracasos. Son predecibles y se pueden estudiar, para intervenir educativamente de una forma más eficaz. El curso del desarrollo es lógico, por tanto, pero también cambiante, es una continuidad a lo largo de distintos procesos de adaptación, en la que unas veces se tiene más éxito, y otras menos. Mientras que un niño con una relación temprana de cuidado, con un entorno óptimo, parte con grandes ventajas para lograr ser una persona independiente y feliz, un niño que vive en un entorno lleno de difícultades, caótico en su primera infancia, puede encontrar posteriormente otras fuentes de apoyo, otras relaciones de apego e intereses que le permitan llegar a ser un individuo responsable y competente, adaptarse y llegar a esta construcción que es la persona. Aunque a primera vista, se observa que un entorno idóneo producirá trayectorias evolutivas positivas, y que uno conflicto o con carencias limita mucho las posibilidades del niño – de lo cual ofrecen ejemplos concretos los autores-, podemos ver que en ambos casos hay debilidades y fortalezas, que en principio no eran predecibles. En este punto los autores creen posible aumentar nuestra capacidad predictiva, comprender que esos resultados no son “misteriosos”, sino que se deben que en algún momento u otro, de entre toda esa complejidad de factores, han faltado algunas fuentes de apoyo y se han encontrado otras. Aunque, en su conclusión, también es muy claro que una infancia con situaciones familiares caóticas, con unas relaciones de apego inseguras y con otras adversidades, también socioeconómicas, va a limitar dramáticamente sus posibilidades vitales. Parece importante tener muy en cuenta las experiencias intermedias, las que proporcionan estabilidad y tienen efectos no muy llamativos, que pueden ser comunes entre chicos de trayectorias vitales distintas. Los autores concluyen que el desarrollo sigue unas leyes, que no hay misterios, sino una complejidad ecológica y del individuo, que estamos empezando a conocer.

Capitulo AnteriorVolver al Indice  


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web