nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Cómo saber si mi hijo tiene altas capacidades intelectuales > Capitulo 3 : Cómo reconocer a un hijo con altas capacidades intelectuales desde edades tempranas

CAPITULO 3. Cómo reconocer a un hijo con altas capacidades intelectuales desde edades tempranas

En el caso de las AACC, una temprana detección suele constituir la clave del éxito, por lo que en este apartado se presentan a los padres unas orientaciones que guíen sus observaciones sobre sus hijos. Sin perder nunca de vista el hecho de que los niños con AACC no forman un grupo homogéneo, y por tanto, se debe estar muy atento a múltiples aspectos del desarrollo y evitar concentrarse exclusivamente en la inteligencia. Siguiendo la teoría de Renzulli de los “tres anillos” (ya mencionada en el primer capítulo), se enfatizan tres grandes esferas a tener en cuenta: cognitiva, creativa y motivacional. Para considerar a una persona superdotada no hay que fijarse solo en la capacidad intelectual, puesto que la inteligencia no es un factor unitario. Igual de importantes son la creatividad y la implicación en la tarea. Junto a estos tres anillos, se elevan otros dos conjuntos de características que han sido señalados por expertos como aspectos fundamentales del desarrollo infantil y que por lo tanto resultan determinantes a la hora de discernir si un niño posee o no AACC: el ámbito afectivo, emocional y social y las características o estilos de aprendizaje.
A continuación, se estudian los indicadores de desarrollo superior en la etapa infantil (a partir de dos años) y adolescente.
Se exponen las principales características de los niños (con AACC) en la etapa escolar, a través de varios autores: Castelló, Renzulli y Whitmore. Se aprecian pocas diferencias entre ellos, y en general se muestran de acuerdo en cuanto a factores como la memoria, aplicación de nuevos aprendizajes a otros campos, autonomía e independencia, responsabilidad, buen manejo del lenguaje y la conversación, interés por temas diversos, curiosidad, planteamiento de preguntas, cierta capacidad de liderazgo.
En cuanto a la adolescencia, resulta una fase preocupante al margen de las capacidades de los hijos. A los cambios fisiológicos y psicológicos que pueden producirse en esta etapa, hay que añadir algunos rasgos propios de AACC. Sin embargo, los cambios no solo se producen en los adolescentes, sino que suceden a su alrededor, como ocurre con el paso de la primaria a la ESO. La detección temprana y el manejo de las AACC condicionará este salto, que puede resultar satisfactorio o todo lo contrario. Numerosos adolescentes, sobretodo chicos, son incapaces de hacer frente a este cambio y optan por abandonar los estudios. Este caso será el tema de una investigación futura.
Otra cuestión digna de estudio afecta al papel de las niñas con AACC en los programas de detección. En este campo, las diferencias entre ambos sexos son más que notables, siendo siempre el porcentaje femenino mucho menor, ya sea en diagnóstico o en participación en proyectos de enriquecimiento. Esto es debido a que en muchas ocasiones estas altas capacidades se camuflan (por falta de autoestima, deseo de pasar desapercibidas o igualarse al resto, etc.).

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web