nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > In search of memory > Capitulo 19 : Diálogo entre los genes y las sinapsis

3

CAPITULO 19. Diálogo entre los genes y las sinapsis

El imparable avance de la genética parecía implicar que los genes son los dueños absolutos de nuestro destino. En realidad sirven al medio ambiente; están guiados por sus acontecimientos. Un estímulo ambiental, como la descarga en la cola de un animal, activa interneuronas moduladoras que liberan serotonina. Con lo que se desencadena un proceso de reacciones bioquímicas que acaba por producir la expresión de genes que modifica la función y la estructura de la célula.
El modelo de Jacob y Monod sobre regulación génica se podría aplicar al proceso de almacenamiento de la memoria.
Los experimentos con Aplysia confirmaban la importancia para el aprendizaje –y para la memoria a largo plazo- de la práctica y la repetición. “Combinando el estudio del comportamiento con la neurociencia celular en una primera etapa y luego con la biología molecular, pudimos sentar colectivamente los fundamentos de una biología molecular de los procesos mentales elementales”.
Kandel relata las investigaciones llevadas a cabo en este intenso periodo, y su papel en la comprensión de la memoria. Quizá el más importante sea el descubrimiento de un mecanismo similar al del prión (cuya principal característica sería la capacidad de autoperpetuarse), del que se podrían extraer tres principios válidos no sólo para Aplysia, sino para el almacenamiento de la memoria en todos los animales, incluyendo al ser humano:
1. para que la memoria a largo plazo se ponga en acción, es necesaria la activación de varios genes.
2. hay limitaciones biológicas respecto a las experiencias que se almacenan en la memoria; la gente no recuerda todo lo que le sucede. Estos procesos están regulados a nivel genético. No obstante, “el hecho de que el gen deba activarse para que se forme la memoria a largo plazo indica con toda evidencia que los genes no determinan el comportamiento en forma exclusiva, sino que responden, ellos también, a la estimulación del ambiente, por ejemplo, del aprendizaje”.
3. el desarrollo y mantenimiento de nuevas terminales sinápticas hace que la memoria persista.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web