nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > In search of memory > Capitulo 22 : Imagen cerebral del mundo externo

4

CAPITULO 22. Imagen cerebral del mundo externo

Poco a poco, Kandel retoma sus originarios intereses suscitados por el Psicoanálisis, relativos a procesos psicológicos complejos. En concreto, se inclina hacia la representación cerebral del espacio en ratones; el hipocampo.
Si previamente había contado con los aportes del conductismo, pasa ahora a fijarse en la Psicología Cognitiva, disciplina que estaba ganado peso. Uno de sus puntos fuertes era su idea de la existencia de un mapa cognitivo que organiza la percepción y la experiencia, dotándolos de sentido. Sin embargo estas imágenes mentales eran inaccesibles a la Psicología; si querían estudiarlas de manera directa debían aunar sus esfuerzos con los biólogos. Comienza así a perfilarse un nuevo método: la neurociencia cognitiva. Se unía el estudio de los procesos cerebrales con el de los mentales.
Una de sus herramientas de trabajo era el estudio electrofisiológico de la representación sensorial, que reveló dos principios básicos acerca de los mapas sensoriales:
1. en seres humanos y monos, cada parte del cuerpo está representada sistemáticamente en la corteza.
2. los mapas sensoriales no son réplicas exactas, sino que cada región está representada en proporción a su importancia para la percepción (por ejemplo, las yemas de los dedos poseen una superficie mucho mayor que la correspondiente a la espalda).
Interesantes descubrimientos surgieron de aplicar enfoques biológicos a esta teoría cognitiva, como los procesos de descomposición y reestructuración, de los que no somos conscientes, y que intervienen en la percepción de un estímulo. O que, en el caso de la visión, existen células especializadas que sólo captan determinados ángulos o posiciones de los objetos. Ello parece indicar que la corteza cerebral está organizada en compartimentos o módulos funcionales. Y es que “la sensación es una abstracción del mundo real, no su réplica” (Mountcastle). La percepción implica el uso combinado de varias de esas regiones.
La gran pregunta es que si todas las señales perceptivas han de converger en un punto para ser interpretadas y comprendidas, ¿dónde está este punto? El asombro viene de que “no existe ninguna región cortical individual a la que pasen en forma exclusiva su información las restantes regiones corticales”. En otras palabras ¿cómo se interpreta el cerebro a sí mismo?

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web