nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Las estrellas fugaces no conceden deseos > Capitulo 2 : El duelo en el contexto escolar

CAPITULO 2. El duelo en el contexto escolar

En nuestra sociedad la muerte es un tabú. No se habla de ella por desconocimiento, miedo y multitud de motivos que se transmiten a niños y adolescentes. En nuestro contexto sociocultural, en cuanto se produce una pérdida, se le da al menor algo que lo sustituya, amortigüe y distraiga. Por supuesto, esto se deja ver también a nivel educativo: total ausencia de una didáctica de la muerte en los proyectos educativos.
Cuando fallece un ser querido y significativo se truncan proyectos personales y metas vitales. Tratar el tema con la familia, con los amigos o el colegio ayuda a compartir emociones y sentimientos al tiempo que facilita encontrar un sentido a lo ocurrido, elaborar un recuero agradecido y propiciar reacciones psicológicas normalizadas. En ningún caso el objetivo es minimizar el duelo, que es una reacción normal ante la pérdida.
Los objetivos generales de este programa de intervención, son:
1. acercar el conocimiento teórico y práctico más actualizado y relevante sobre el duelo en el ámbito educativo.
2. dotar de herramientas eficaces que faciliten la labor de prevención, evaluación e intervención psicopedagógica en el duelo en el contexto escolar.

Aspectos generales sobre el duelo en menores: se responde a preguntas como: ¿cuáles son las reacciones más habituales de los niños ante un duelo? ¿Cómo pueden actuar los adultos para ayudarle?
Pero antes de ver cómo se manifiesta la idea de muerte en los niños y cómo influye en la elaboración del duelo, se repasan las concepciones erróneas que se mantienen en la sociedad sobre cómo los niños viven la pérdida.
Falsos mitos sobre el duelo:
- los niños no se dan cuenta de lo que sucede tras una pérdida
- los niños no tienen la suficiente capacidad para comprender el fenómeno de la trascendencia
- hay que evitar hablar de la muerte y de los muertos delante de los niños
- es beneficioso procurar que no se enfrenten prematuramente a una realidad desagradable como la muerte
- los niños y adolescentes no elaboran duelo
- no atribuyen significado a los acontecimientos que suceden alrededor de l fallecimiento de un ser querido
- los adultos debemos proteger a los niños y adolescentes en la medida de lo posible, del dolor y del sufrimiento, por lo que es mejor que no participen en los rituales de despedida
- los niños no comprenden los rituales, por lo que es mejor que no acudan a ellos.

Después se analiza la evolución del concepto de muerte en niños y adolescentes. Se establecen unas etapas sencillas para explicar cómo evoluciona la comprensión de los conceptos de muerte y daño en el niño y el adolescente. Para ello se centran sobre todo en los aspectos relacionados con el desarrollo cognitivo y afectivo, siguiendo los ciclos y etapas de las educación en España. Desde la guardería (0-3 años) hasta el 2º ciclo de ESO (15-16 años).
Subconceptos para entender el concepto de muerte:
- universalidad: todos los seres vivos mueren (inevitabilidad)
- permanente e irreversible
- no funcionalidad: cuando uno muere, el cuerpo ya no funciona
- causalidad: se fallece porque algo causa la muerte
- continuación no corpórea: según determinadas creencias religiosas, después de la muerte una parte de la persona (alma) no continúa dentro del cuerpo físico.

Se entra de lleno en el análisis del DUELO: dolor. Conjunto de fenómenos psicológicos y sociales que se producen ante la pérdida de una persona con la que se estaba vinculado afectivamente.
Tipos de duelo:
- normal
- anticipatorio
- retardado
- inhibido
- aplazado
- crónico
- complicado
- patológico
Evolución, proceso y fases.
Manifestaciones de duelo por edad y parentesco (no es lo mismo el fallecimiento de un progenitor que el de un hermano), el duelo en los niños y adolescentes.
También se explican los valores culturales y religiosos del duelo, con una serie de consideraciones sobre el judaísmo e islamismo.

Tras ello, se enfoca el duelo desde la perspectiva escolar. Normalmente los equipos educativos no están preparados para atender situaciones de muerte de un alumno. El sentido común suele guiar esos momentos, pero puede no ser suficiente. Por eso se ofrecen recomendaciones al orientador, al tutor y a los profesores que son quienes deben dirigirse al aula en que ha fallecido un alumno o algún familiar cercano, pautas sobre cómo comportarse, lo que no se le debe decir a un niño menor de 9 años, la Importancia del grupo de iguales.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web