nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > La creatividad en una cultura conformista > Capitulo 7 : El papel de los estilos de pensamiento en la creatividad

CAPITULO 7. El papel de los estilos de pensamiento en la creatividad

Los estilos de pensamiento son las vías preferidas para aplicar la propia inteligencia y saber a un problema o labor que ha de completarse. Un estilo de pensamiento no es una capacidad intelectual sino más bien un modo de utilizar las capacidades intelectuales de las que disponemos.

Los estilos de pensamiento que tienen en cuenta los autores provienen de una taxonomía de estilos de pensamiento denominada “teoría del autogobierno mental” (Sternberg 1988ª,1988e, 1990b). La idea básica es que, al igual que se precisa de los gobiernos para regir diferentes países, estados y ciudades, del mismo modo las personas necesitan gobernarse a sí mismas. Los estilos de pensamiento de las personas pueden fomentar o desaprobar la creatividad. Hay que tener en cuenta que los estilos son propensiones, no capacidades, y que las personas no siempre muestran los mismos estilos en todos los cometidos y situaciones que enfrentan.

Así como los gobiernos tienen distintas funciones, lo mismo sucede con el autogobierno mental de las personas. Los tres estilos son el legislativo, el ejecutivo y el judicial.

ESTILO LEGISLATIVO: cuando trabajo en un proyecto, me gusta planificar qué hacer y cómo hacerlo; me gustan aquellas tareas que me permiten hacer las cosas a mi modo; me gusta realizar tareas o abordar problemas que tienen poca estructura.
ESTILO EJECUTIVO: me gustan las situaciones en las que queda claro qué papel debo interpretar o de qué modo debo participar; me gusta seguir las instrucciones para resolver un problema; me gustan los proyectos que proporcionan una serie de pasos a seguir a fin de alcanzar la solución.
ESTILO JUDICIAL: me gusta analizar la conducta de las personas; me gustan los proyectos que me permiten evaluar el trabajo de otras personas; me gustan las tareas que me permiten expresar mis opiniones a otras personas.
Aunque el estilo de pensamiento legislativo es el elemento clave de los tres funcionales para el trabajo creativo, el estilo judicial puede cumplir también una función: cuando se lleva a cabo un trabajo creativo, no sólo se han de proponer ideas sino también la crítica.

Haremos también una breve referencia a otros estilos de pensamiento. Se estudian en el capítulo las formas de autogobierno mental. Las personas pueden organizarse también de distintas maneras cuando enfocan una labor; cuatro son las formas más comunes: la monárquica, la jerárquica, la oligárquica y la anárquica. Y los niveles de autogobierno mental serían el estilo global y el estilo local. El alcance del autogobierno mental incluye el estilo internalizador y el externalizador. Las orientaciones del autogobierno mental incluyen el estilo liberal y el conservador.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web