nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Los secretos de la motivación > Capitulo 4 : Sesión de entrenamiento

CAPITULO 4. Sesión de entrenamiento

En el capítulo primero se señalaba que para dirigir la motivación ajena o propia hacia una meta debíamos intervenir en alguno del los tres factores de la fórmula que se describe (deseos, incentivos, facilitadores). Esta intervención ha de hacerse utilizando los recursos básicos para influir en la conducta.

¿Cómo influir en los deseos? Hay tres posibles situaciones: no tiene tal deseo, lo tiene pero no está activado; y lo tiene, y además está activado, pero en ese caso se plantean problemas extrínsecos a la motivación (por ejemplo, la prohibición, la imposibilidad física, etc). Para hacer surgir un deseo nuevo, existen algunos procedimientos eficaces: enlazar ese objetivo con los tres grandes deseos o su derivaciones, quitar los obstáculos que puedan impedir ese enlace, despertar alguna emoción que impulse hacia la nueva meta, premiar cualquier acercamiento a esa meta o el cumplimiento de una acción, mostrar que una actividad es un medio para conseguir algo que se desea. Cuando se quiere intensificar un deseo ya existente, un procedimiento habitual es aumentar la privación o la conciencia de necesidad.

¿Cómo influir en los valores e incentivos? La capacidad de la inteligencia humana para aumentar, variar o combinar los incentivos, los premios, permite una enorme flexibilidad de los deseos básicos y una inagotable fuente de motivación. Los procedimientos para hacer más atractivo un incentivo son aumentarlo, ampliarlo, o presentarlo de manera atractiva para el sujeto al que queremos motivar.

¿Cómo intervenir en los facilitadores? El método de actuar se basa en aumentar la competencia del sujeto para la tarea (cosa que se consigue mediante el entrenamiento), o en cambiar las creencias del sujeto sobre sus competencias (aumentar las expectativas, la conciencia de mi capacidad para alcanzar la meta, la facilidad para la tarea, la atribución del control).

En cada caso concreto tenemos que saber cómo utilizar los ocho recursos educativos para enlazar con los tres deseos básicos…o sus ramificaciones.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web