nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña

CAPITULO 5. El mito del genio

Este capítulo pasa revista, con enfoque crítico, a la cuestión de si hay características de personalidad especiales que determinen el “genio”. En la primera parte se hace un breve repaso de los conocimientos actuales relativos a las características psicológicas que se supone son fundamento del genio creador, tanto en las artes como en las ciencias. Tal investigación buscó aislar las singularidades caracterológicas de los individuos creadores por el procedimiento de someterlos a tests de personalidad. El resto del capítulo plantea diversas cuestiones en torno a esta investigación. Específicamente, examina los diseños utilizados en tales estudios, echa una ojeada a la noción de genialidad y se pregunta a qué se debe el “ser un genio”. Estos análisis suscitan la posibilidad de que la búsqueda del genio esté mal encaminada, y que la noción de genialidad, definida como un conjunto de características psicológicas de un individuo creador, sea tan sólo un mito.

Según Weisberg, hay pruebas e indicios de diversos géneros que obligan a poner en tela de juicio las hipótesis y presunciones en que se funda la noción de genio. En primer lugar, los individuos creadores de un campo dado pueden no poseer un conjunto de características que los diferencie en modo alguno de individuos no creadores, con formación similar, de su mismo campo. Segundo, las características psicológicas pueden no estar causalmente relacionadas con el trabajo creativo posterior. Tercero, ni siquiera los más grandes científicos y artistas exhiben una creatividad uniforme y constante, lo que indica que el genio no es una característica constante. Finalmente, un análisis de los aspectos más generales de la noción de genio indica que es un error tratar de encontrar la genialidad, sea en el individuo, sea en su obra. Parece que, por el contrario, la genialidad es una característica que la sociedad confiere al individuo, en respuesta a la obra de éste. Y siendo mudable la sensibilidad de la sociedad, también lo es su valoración de la genialidad.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web