nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Growing up creative > Capitulo 1 : visión y pasión

CAPITULO 1. visión y pasión

En opinión de la autora, los padres deberían imaginar cómo van a ser sus hijos de mayores, en qué se convertirán. Los padres con una “visión de futuro” pueden ayudar a desarrollar la creatividad. La infancia no es fácil, pero la creatividad puede ayudar a lidiar con ella. Las personas más creativas suelen ser más fuertes y flexibles emocionalmente. Algunos psicólogos, de hecho, piensan que creatividad y salud mental van de la mano.
Por medio de 3 ejemplos, se desarrollan estas ideas:

Visión: La historia de Pablo Casals: los líderes de empresas creativas tienen una amplia y definida visión de lo que es su corporación, hacia dónde va y dónde estará en unos años, y saben comunicárselo a cada miembro. Padres y profesores son ese líder.

¿Qué tipo de visión parental puede inspirar a los hijos a conseguir metas creativas, darles confianza y autoestima, ayudarles a desarrollar una visión firme guiada de sus propias vidas?

1º visión clara sobre los valores y principios vitales.
2º visión e cada niño debe estar formada por el temperamento, personalidad, necesidades, intereses, de cada niño en particular. Inscribir a niños en actividades que no encajan con ellos puede causarles enojo y frustración, superarles, y acabar con sus verdaderos talentos.

Entre todas las características de las personas reconocidas como creativas, independencia y pasión son las más constantes en diferentes campos y en distintas generaciones. Este tipo de pasión desarrollada durante la infancia es el sello de la creatividad adulta. Las personas extremadamente creativas están como poseídas, poseídas por un deseo constante de trabajar, de hablar de su trabajo, de hacer alguna contribución duradera… Pablo Casals mostró esta pasión desde muy pequeño por el violonchelo, si madre supo reconocer su talento y puso todos los medios a su alcance para desarrollarlo al máximo.

Pasión por el aprendizaje: Isaac Asimov
Mucho trabajo creativo es realizado por personas que no mostraron esta pasión extraordinaria de niños. Pero los niños pueden aprender a desarrollarlo haciendo algo por sí mismos, que ellos decidan –porque les resulta interesante, envolvente, desafiante. Isaac Asimov emigró a EEUU de pequeño y aprendió él sólo inglés, en las calles, leyendo letreros y periódicos, etc. Aprendió a leer a los 5 años, antes de empezar el colegio y a pesar de que su padre no sabía leer en inglés y su madre no lo hablaba. En un año se hizo socio de la biblioteca y devoraba libros.
Asimov no tenía una pasión tan específica como Casals, pero le encantaba aprender.

Los niños normales pueden hacer cosas extraordinarias: Jason Hardman
La mayoría de los niños no destacan tanto como Casals o Asimov a edades tan tempranas. Pero eso no significa que no puedan llegar a ser extremadamente creativos de mayores. No toda la gente creativa fue un genio de pequeño.
Jason Hartman era un niño normal, que se mudó con su familia a una ciudad muy pequeña en la que no había biblioteca. Debía desplazarse a otra ciudad para coger libros. Así que tuvo una idea brillante: montar él mismo una biblioteca pública, que llegó a ser un éxito.

La autora propone unos ejercicios para los padres sobre su visión del futuro de sus hijos.

 Volver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web