nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Growing up creative > Capitulo 2 : Reconocer la creatividad de los niños

CAPITULO 2. Reconocer la creatividad de los niños

Es normal que los niños nos sorprendan diciendo o haciendo cosas inesperadas, ingeniosas. Todos hemos visto niños haciendo cosas inusuales, bien hechas, adorables… Ejemplos.

Lo que NO es la creatividad.
Mucha gente entiende la creatividad en términos de “persona”: esa persona es creativa. A menudo, la gente confunde “creativo” con “dotado”. Con ello quieren decir que un niño tiene un gran talento en una determinada área o que es muy inteligente. Pero la creatividad no es sinónimo de inteligencia ni de talento.
Otra característica que se confunde con creatividad es excentricidad. Es cierto que existen casos en que una alta creatividad va asociada a algún desorden mental, sobre todo en artistas. Pero ello no implica que para ser creativo haya que ser extraño o comportarse de modo extravagante. Algunos psicólogos piensan lo contrario; que es más fácil desarrollar la creatividad cuando se está libre de ansiedad o problemas mentales. También los errores cometidos por niños debido a su ignorancia, pero que son resueltos o explicados por ellos con gracia, no son significativos a no ser que su intención sea causar esa gracia, lo que normalmente no es el caso.

Lo que la creatividad sí es:
Cualquier cosa que un niño diga o haga puede considerarse creativa si cumple 2 criterios: 1. debe ser sustancialmente diferente de todo lo que el niño haya hecho antes, o haya visto o escuchado. 2. no ha de ser simplemente diferente; debe ser correcto, atractivo, útil para conseguir algo o significativo de algún modo.
Algunos psicólogos denominan estos criterios “novedoso” y “apropiado”.
Que no sea una imitación o reproducción y que no sea algo sencillamente disparatado, sino que posea una cierta coherencia.
La definición de creatividad en términos de novedoso y apropiado, no implica bondad moral, sino que es amoral. Es decir, que comportamientos nocivos o antisociales pueden ser considerados creativos si cumplen esos criterios.
El proceso del pensamiento creativo, de dar con algo creativo, es el mismo a pesar del resultado. Ya sea para buenos fines o no. Se puede ser muy creativo inventando armas, por ejemplo. Lo importante, por tanto, es que enseñemos a nuestros niños no sólo las habilidades que necesitan para ser creativos, sino los valores necesarios para usar la creatividad de una manera positiva.

Guía para reconocer la creatividad en los niños:

Existen tests que miden la creatividad. Las respuestas dadas se puntúan de acuerdo con 4 criterios:
1. el número total de respuestas (cuantas más mejor)
2. el número de diferentes tipos de respuestas (por ejemplo, un objeto puede servir para construir cosas y para derribarlas)
3. lo inusual de la respuesta, considerando las respuestas de los otros niños
4. la elaboración de cada respuesta, la suma de detalles que el niño da.

Sin duda estos tests miden habilidades mentales relacionadas con la creatividad. Pero otras habilidades como la motivación, que juegan un papel crucial en el pensamiento creativo, no son valoradas por ellos. Estos tests tienen otras desventajas. Por ejemplo, se aplican en contextos escolares, que pueden ser inquietantes e inflexibles. Los niños piensan en términos de aciertos y errores, respuestas correctas e incorrectas. También es malo que mediante estos tests se etiquete a los niños como creativos o no.

Es preferible que padres y profesores recurran a sus propias observaciones de los niños para identificar la creatividad, y tomen estos tests sólo como información suplementaria. De hecho, la observación inteligente aventaja a los tests de dos modos: la observación se centra en el comportamiento del niño, y no lo etiqueta a él como creativo o no, sino a sus producciones (el dibujo de Sue, el poema, etc.) En segundo lugar, probablemente la observación es más cuidadosa, puede atender a más aspectos, y los padres o profesores conocen datos (por ejemplo si es algo que los niños ya sabían o no), que en los tests es imposible de reflejar.

Así que, ¿cómo podemos hacer valoraciones razonables de la creatividad de nuestros niños? Lo primero y más importante es desarrollar una “vigilancia” de la creatividad cuando se está con él. Teniendo en cuenta que juzgar la creatividad infantil no siempre es fácil. Pero bueno, si miras atentamente a tu hijo y piensas que ha hecho algo realmente creativo, probablemente lo sea.
La creatividad depende de la edad, desde luego, se muestra una tabla con ejemplos de comportamiento creativo divididos por áreas y edades.

Creatividad ordinaria y extraordinaria
Cuando escuchamos la expresión persona creativa solemos pensar en alguien extraordinario y probablemente famoso. Pero esto implicaría, desafortunadamente, que muy pocos de nosotros seríamos personas creativas, lo que es terriblemente engañoso. Sugiere que la creatividad es una parte permanente de la persona, presente en cada cosa que hace y apartándolo del común de los mortales.
Pero la creatividad no describe una persona: describe ideas, ideas y productos que son apropiados y novedosos. Cualquier persona normal es capaz de producir algo creativo en algún área y en algún momento.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web