nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > The creative city > Capitulo 7 : Empezando con el planeamiento de la creatividad

Tercera parte. Un kit de herramientas conceptual para la creatividad urbana

CAPITULO 7. Empezando con el planeamiento de la creatividad

Para crear un equilibrio urbano, la creación de riqueza y la cohesión social deberían ser como dos caras de la misma moneda.

El propósito del kit de herramientas de este libro es repensar cómo los problemas deben ser tratados, reexaminando las filosofías subyacentes, los principios y asunciones detrás de la toma de decisiones, y desafiando las formas en que los problemas urbanos y las soluciones son formuladas. La creatividad en sí misma no proporciona la solución a los problemas urbanos, pero al menos da a los que toman las decisiones un banco de ideas en el que trabajar y del que las innovaciones pueden emerger. El objetivo general es empezar a desarrollar y legitimizar un nuevo lenguaje y un conjunto de herramientas dentro del que los asuntos urbanos, políticas y desarrollo puedan ser discutidos.

El planeamiento y la implementación de la idea de la ciudad creativa implica cuatro fases:

-un proceso de planeamiento estratégico global en cinco pasos,
-la aplicación de un conjunto de herramientas analíticas, la más importante de las cuales es el concepto del “ciclo de creatividad urbana”,
-una serie de indicadores para medir cómo de relativamente creativa es una ciudad o un proyecto,
-una gama de técnicas que ayuden al pensamiento y planeamiento creativo.

El proceso de realización estratégica de la ciudad creativa tiene cinco componentes:

-planeamiento,
-establecimiento de indicadores,
-ejecución,
-evaluación,
-presentación de un informe.

Dentro de cada fase tenemos herramientas analíticas clave, incluyendo:

-preparación y planeamiento,
-evaluando el potencial,
-ideando indicadores,
-ejecución,
-comunicación y diseminación.

La “ciudad creativa” está basada en la idea de que la cultura como valores, forma de vida y forma de expresión creativa representa el terreno en el que la creatividad emerge y crece, y por tanto proporciona la oportunidad para el desarrollo.

Las técnicas creativas pueden aplicarse en tres niveles: individual, comunitario, y a nivel de ciudad. En relación con las técnicas creativas a nivel comunitario, debemos tener en cuenta que, dentro de los grupos, las destrezas de comunicación se convierten en fundamentales y todas las técnicas trabajan bien con el diálogo adecuado. Todas las herramientas tienen una lógica central, que se reduce a: revisar y compartir una visión del pasado, explorar el presente, crear escenarios futuros ideales, identificar una visión compartida y hacer un plan de acción. En las técnicas a nivel ciudad, cobran importancia la colaboración y competencia entre empresas y entre ciudades, y las asociaciones público-privadas. Un mecanismo de “feedback” es vital en estos casos, así como estilos de liderazgo facilitadores y comunicaciones creativas. Son importantes los liderazgos colaborativos y democráticos. Se dan diferentes modelos en el caso de las ciudades: el modelo del líder visionario y carismático con un foco relativamente pequeño en la consulta, un modelo dirigido por la Administración Municipal y basado en la estrategia departamental tradicional, un modelo dirigido por las empresas o coaliciones para el crecimiento, y un modelo dirigido por las asociaciones.

La creatividad cívica puede ser definida como una forma creativa de resolver problemas aplicada a los objetivos de los bienes públicos. El propósito es generar un flujo de soluciones innovativas a los problemas que tienen un impacto en el ámbito público. La creatividad cívica es la capacidad de los empleados públicos y otras personas relacionadas con los bienes públicos para aplicar de manera efectiva e instrumental sus facultades imaginativas para alcanzar valores más altos dentro de un marco de valores sociales y políticos. La creatividad cívica está conectada con el emprendimiento social y público, pero no es lo mismo. La acción social o comunal incluye el ámbito cívico, pero no se reduce a él. No está dirigido por los mecanismos formales del poder ni está necesariamente conectado a los cuerpos gubernamentales.

Es importante identificar esas cualidades creativas y de emprendimiento asociadas con el mundo empresarial que sean útiles para la esfera pública sin permitir que los medios distraigan de los fines públicos. La creatividad cívica solamente puede tener lugar en una cultura organizativa cambiada-una que esté predispuesta a la toma de riesgos.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web