nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > The creative city > Capitulo 9 : Evaluando y sosteniendo el proceso creativo

Tercera parte. Un kit de herramientas conceptual para la creatividad urbana

CAPITULO 9. Evaluando y sosteniendo el proceso creativo

El “ciclo de la creatividad urbana” es un concepto dinámico. Proporciona un mecanismo para evaluar las fortalezas y las debilidades de los proyectos creativos en una ciudad en las diversas etapas de desarrollo. Es una herramienta conceptual útil y un principio organizativo. El ciclo puede ser pensado en cinco etapas:

-ayudar a las personas a generar ideas y proyectos,
-transformar las ideas en realidades,
-interconectar, circular y hacer marketing de ideas y proyectos,
-mecanismos de entrega como espacios de alquiler baratos, unidades de incubación o exposición y oportunidades para la exhibición,
-diseminar resultados por la ciudad, mercados de construcción y audiencias, y discutirlos para que se generen nuevas ideas.

La etapa quinta estimula a la primera para comenzar el ciclo de nuevo. Cuando el ciclo funciona proporciona un sentido colectivo de que una ciudad se cambia para mejor.

El objetivo es para una ciudad hacer juicios sobre cómo de fuerte o débil es en cada una de las etapas, y de esta manera poder decidir de qué manera intervenir.
Landry utiliza una “escala de desarrollo de la ciudad creativa”, en la que cada posición en la escala tiene un conjunto de características, y permite comprobar en qué situación está la ciudad. Si una ciudad quiere moverse de un punto a otro de la escala puede evaluar lo que es necesario para entrar en el siguiente nivel. Esta escala, que va del uno al diez, es una simple herramienta para evaluar las fortalezas relativas en términos de creatividad. La posición una implica que una la ciudad está subdesarrollada creativamente y la posición décima que es altamente creativa. La metodología empleada es una combinación de grupos de iguales locales y externos combinados con la adecuada investigación de apoyo de las dinámicas de la ciudad.

Es importante utilizar “indicadores” para evaluar la creatividad de una ciudad. Los indicadores simplifican y comunican información compleja y su propósito principal es guiar un proceso de evaluación ayudando a los que hacen política a actuar y después evaluar, medir y monitorizar el impacto de sus decisiones. No puedes pensar en ser una ciudad creativa sin mecanismos de evaluación integral. Para planear una serie de indicadores es necesario un trabajo previo. En primer lugar, una ciudad debe hacer explícito lo que quiere alcanzar con una mayor creatividad; en segundo lugar, debe entender la visión general de una ciudad creativa, que aprende e innovativa, y la forma en que esto puede ser estimulado en el contexto específico urbano. Debemos tener en cuenta una serie de etapas a la hora de utilizar indicadores para evaluar las ciudades.

La primera etapa es el establecimiento de asociaciones entre las partes interesadas, definidas como aquellos que pueden afectar o ser afectados por el deseo de ser una ciudad creativa. En segundo lugar, los socios pueden acordar una serie de indicadores, habiendo identificado las áreas que deben ser evaluadas en relación con su propia definición de lo que su ciudad está tratando de alcanzar a través de su proceso creativo. En tercer lugar, se llega a la ejecución; los indicadores deben ser relacionados o bien con determinados puntos temporales, o bien períodos de tiempo, incluso a veces una combinación de ambos. En cuarto lugar, los datos recolectados deben ser evaluados, generalmente de forma anual. La última etapa es la del informe, que debería ser revisada por el grupo de interesados y contrastado con datos de otras ciudades y cambios realizados, como apropiados para una subsiguiente evaluación.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web