nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Where Good Ideas Come From > Capitulo 2 : Lo posible adyacente

CAPITULO 2. Lo posible adyacente

“Tenemos cierta tendencia a ver de forma romántica las ideas rompedoras, a imaginar que hubo una iluminación repentina que trascendió su entorno, una mente privilegiada que fue capaz de ir más allá de los escombros de las ideas antiguas y la pétrea tradición”. Pero no. Las ideas no salen de la nada, sino que las construimos a partir de lo que ya tenemos, de ahí la importancia del entorno. Construimos las ideas a partir de restos, tomando lo que hemos heredado o hallamos por casualidad y reorganizándolo de una nueva manera.
Del mismo modo avanza la evolución, que se va haciendo con los recursos disponibles para crear aplicaciones nuevas. Johnson compara la creatividad –cultural y biológica- con una obra de bricolaje.
Se sirve de una explicación sobre los orígenes de la vida para introducir el concepto de lo posible adyacente: expresión que condensa tanto los límites como el potencial creativo del cambio y la innovación. En el caso del caldo primigenio, lo posible adyacente eran todas las posibles combinaciones moleculares que podían darse en él, y de las que pudieron surgir girasoles, mosquitos y cerebros. No es que existan infinitas posibilidades; las combinaciones son limitadas. El mundo puede experimentar cambios asombrosos, pero sólo ciertos cambios. Lo posible adyacente es un futuro borroso que asoma por el borde actual de las cosas. Pero lo mejor de lo posible adyacente es que sus límites crecen a medida que lo exploramos. Como si fuera una casa formada por una habitación y varias puertas, y a medida que vamos abriendo puertas aparecen más habitaciones (a las que no se habría podido acceder desde la habitación inicial) con más puertas. Todo el proceso evolutivo puede considerarse como una continua exploración de lo posible adyacente. Además, esta idea apunta a la continuidad entre los sistemas naturales y humanos; ambos comparten esta incansable actividad para ir ampliando los límites. La historia de la vida y la cultura humanas es la exploración de lo posible adyacente, en la que cada innovación añade nuevos caminos por investigar.
Los adelantos científicos y técnicos muy pocas veces rompen con lo posible adyacente. El progreso cultural es la historia de una puerta que lleva a otra. En algunos momentos, ha habido inventos que no han estado acorde con su época y fracasaron, de los que se dice que “se adelantaron a su tiempo”. Puede que las ideas fueran correctas, pero el entorno no estaba aún preparado para ellas.
Todos vivimos nuestra propia versión de lo posible adyacente, en los múltiples entornos que nos rodean. Estamos rodeados de nuevas configuraciones posibles. Lo importante es contar con el mayor número posible de opciones.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web