nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Where Good Ideas Come From > Capitulo 5 : Serendipia: el hallazgo feliz

CAPITULO 5. Serendipia: el hallazgo feliz

Para que una corazonada se convierta en algo más sustancial, ha de conectarse con otras ideas. En el entorno cultural, sin duda, pero también dentro del propio cerebro. En este segundo caso, muchas veces interviene el sueño. “En cierto sentido, los sueños son el caldo primitivo del cerebro: el medio que facilita las colisiones felizmente azarosas de las ideas creativas”. Existen numerosos ejemplos de hallazgos surgidos a partir de sueños: la tabla periódica, la estructura del carbono…
“Existe algo en la biosfera, una especie de impulso esencial, encaminado a diversificar la forma de crear vida”. La selección natural recompensa la innovación. En épocas prósperas, uno sigue haciendo lo que hace, no se arriesga. Pero cuando aparecen complicaciones, hay que innovar, conectar. El término inglés “serendipity” condensa todo el potencial de las conexiones accidentales. La serendipia o hallazgo feliz suele pasar por el intercambio entre disciplinas. El reto está, entonces, en crear entornos que fomenten esas conexiones e intercambios, y en todos los niveles: en la cabeza de cada uno, en organizaciones y a través de las redes de información de la sociedad.
Centrándonos en el aspecto individual, la mente contiene un número casi infinito de ideas, que andan por ahí en los alrededores de la conciencia. Lo que hay que conseguir es producir la conexión exacta. Johnson dice que una ducha o un paseo nos sacan de la actividad cotidiana y nos introducen en un estado más asociativo, por eso, muchos “momentos eureka” se han producido en circunstancias así. También se puede favorecer la serendipia absorbiendo nuevas ideas del exterior, por ejemplo leyendo.
Importancia del “ruido” (cantidad de información, pasar rápido de un tema a otro, etc.). En este sentido, Google e Internet nos ofrecen una gran diversidad, fomentan la serendipia. A veces, Internet es demasiado caótico, por eso existen filtros. Si antes decíamos que hay que escribirlo todo, otra premisa es: “hay que buscarlo todo”.
En el seno de las organizaciones, resulta esencial fomentar entornos que den cabida a las ideas y que permitan a las corazonadas expandirse y recombinarse. Una base de datos pública de corazonadas permitiría que cualquier idea casual resultara visible para el resto de la plantilla, y otras personas podrían comentar o desarrollar tales ideas, conectándolas con las suyas propias. Ej: Google dispone de una lista de correo interna que funciona a modo de buzón de sugerencias, las webs Salesforce, Idea Exchange…

“Este tipo de redes de información puede conseguir que la inteligencia individual y la colectiva se junten de forma magistral: un empleado concreto tiene una corazonada útil e interesante, y el grupo ayuda a completarla conectándola con otras ideas que han estado circulando por todo el sistema”. Surge así una “serendipia empresarial”.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web