nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña

CAPITULO 6. Ocultar las emociones

Los estudios de campo realizados ilustran de qué manera las costumbres culturales regulan la expresión de las emociones. Las costumbres culturales incitan a la supresión de ciertas emociones y a la expresión de otras; los temas emocionales concretos que son fomentados o reprimidos varían entre las diferentes culturas. El autor estudia el efecto de las normas culturales que regulan la manifestación o la supresión de las emociones en los miembros de una determinada cultura. Al parecer, las normas influyen en la manifestación exterior de la emoción, dejando intacta la experiencia privada. A los tres o cuatro años de edad, los niños son capaces de ocultar parcialmente sus sentimientos de desilusión. A los seis años, los niños distinguen de forma sistemática entre la manifestación externa de la emoción y la experiencia de la emoción. Los niños de dos, tres y cuatro años saben que se puede producir de forma deliberada una expresión fingida. Ahora bien, la ficción y la imitación se realizan como parte de un juego. No existe intención de engañar a nadie. En cambio, las normas de expresión pueden engañar y lo hacen. El descubrimiento de que las emociones se pueden ocultar es muy importante ya que proporciona al niño una barrera que separa el mundo privado del mundo público

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web