nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > REASON TO HOPE > Capitulo 15 : PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA ADOLESCENTE

INTERVENCIONES DE PREVENCIÓN Y DE TRATAMIENTO

CAPITULO 15. PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA ADOLESCENTE

Se distinguen tres FASES en el tratamiento de la violencia en la adolescencia: 1. Programas de prevención primaria. Basados en la población o comunidad. Se centran en prevenir la violencia antes de que ningún signo de este comportamiento haya sido percibido. Frecuentemente tratan de promover el comportamiento prosocial a través de una programación psico-educativa dirigida a los alumnos y a sus profesores, colegios, amigos o familias. 2. Programas de prevención secundaria. Para jóvenes en situaciones de alto riesgo. Consiste en mitigar el desarrollo posterior de la agresión y la violencia en niños que ya han mostrado formas precoces de comportamiento agresivo o de otros factores de riesgo asociados a este tipo de comportamiento. La ventaja de estos programas es que identifican a los individuos que deben beneficiarse prioritariamente de este servicio, a través de las informaciones de profesores, padres o fuerzas de seguridad. 3. Programas de prevención terciaria. Para jóvenes en situaciones de gravedad. Presumiblemente deberían dirigirse a los jóvenes con problemas más graves que han sido dirigidos a tratamiento psiquiátrico o enviados a un tratamiento de día o a instalaciones correccionales. En conjunto, estos tres tipos de programas reconocen las bases sociales de la violencia en la adolescencia y la alta prevalencia de este tipo de comportamiento en esa etapa de la vida. Hay programas que se centran en poblaciones de riesgo para “inocular” en los niños factores de prevención que limiten los impactos dañinos del entorno en el que viven. Hay programas que se centran en los individuos, basados en su manifestación de comportamientos de riesgo y también hay programas que ayudan a aquellos que ya muestran comportamientos violentos serios de forma crónica. Los componentes más prometedores de estos programas pueden identificarse: - Promover habilidades sociales y cognitivas, incluyendo la toma de perspectiva, la generación de soluciones alternativas, el aumento de la auto-estima, y las habilidades de negociación con los iguales, y ayudar en el aprendizaje de comportamientos de evitación de la violencia; - Modificar las normas del grupo y aumentar sus habilidades para permitir a los niños desarrollarse integralmente y sin violencia; - Reducir el riesgo en los niños que viven en los entornos más obstaculizadores del desarrollo y que muestran signos precoces de confianza en los métodos agresivos; - Ayudar a los padres a establecer una disciplina clara y consistente y unas responsabilidades familiares, que clarifican la comunicación y aumentan el afecto positivo, y que ayudan a la familia a atravesar transiciones normales e inusuales; - Organizar de las transiciones escolares, inclusión de la resolución de problemas sociales y del curriculum de promoción de la no-violencia.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web