Inicio del foro

Inicio del foro > FORO DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA > General > SOBRE CÓMO RECUPERAR LA AUTORIDAD.
Autor
Tema
123raus
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/10/2007      Advertencias: 0
Muy bien, señor mío, ¿y por qué no permite usted que me lo coma realmente solo? ¿Por qué interrumpe usted mi comida? Responda usted a las preguntas que yo le hago o deje de una vez que yo me coma solo el guiso. Porque ya se sabe: es mejor estar solo que mal acompañado.

Y ahora, por favor, señor moralista, si es posible, no importune usted más mi comida.
Gracias anticipadas.
20/5/2008 13:03 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Amadeo
Member


 

Localización: 
Registrado: 2/8/2007      Advertencias: 0
Del libro El NO también ayuda a crecer. Mª Jesús Álava Reyes
La tendencia a ponerse siempre de parte del niño, o ser “el bueno” de la película, surge de forma espontanea en muchos adultos, pero sus consecuencias son tan negativas como evitables.
En un principio es la postura “más cómoda”, aunque tarde o temprano, siempre se vuelve en contra de quien la ejerce.
Últimamente esta situación no se limita únicamente al ámbito familiar, donde uno de los padres hace el papel de “bueno”, también se esta extendiendo al medio escolar. Cada vez son mas frecuentes los casos de padres que hacen de “jefes de prensa de sus hijos”, van al colegio y se enfrentan con los profesores; defienden lo indefendible, justifican lo injustificable y, encima amenazan o intentan amedrentar a las personas que no a actúan como ellos. Que no se “pliegan” ante su hijo, que ejercen su autentico papel y no le toleran su falta de limites, su ausencia de sociabilidad, de compañerismo, de autocontrol. (¡Miles de profesionales de la enseñanza están sufriendo esta presión! )


24/5/2008 18:29 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
123raus
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/10/2007      Advertencias: 0
Para nuestro genio Roberto:
No tengo ningún problema con el horario, porque doy clases en horario extraescolar. Empiezo a las 18 horas y termino a las 19:30. Pero puedo acabar cuando lo estime oportuno con el permiso de los padres.

Para Amadeo: Mire usted, usted no se ha enterado ni del nodo. Resulta que lo que yo vengo aquí diciendo es precisamente eso: que los padres deberían dejar de ser permisivos con sus hijos. Que tendrían que aprender a decirles No. Se nota que no es usted mi alumno. Si lo fuera, esto le habría quedado perfectamente claro.
Usted puede discrepar, pero si a mí me acusa de que preconizo los estados policiales, yo estoy en mi perfecto derecho de pedirle explicaciones. Explicaciones que usted no ha sabido darme o no ha querido darme.
Bajo la férula de la libre opinión se esconden ustedes para decir cosas que luego no se dignan probar ni razonar. Usted ha querido decir que yo soy el policía implacable y usted el santo. ¿Y si no a cuento de qué nos cuenta usted lo de Hugo? No hace falta ser muy listo para ver sus intenciones. Usted puede discrepar, pero no acusar sin argumentos ni pruebas.

Y de nuevo para Roberto: Escrito está por usted, no por mí, que quienes buscamos recuperar la autoridad en hogares y esculas no hacemos otra cosa que intentar racionalizar un instinto opresor. Eso no es discrepar, eso es acusar sin fundamento. Y una acusación gravísima. Usted no me nombró a mí porque no le hizo falta. Yo me sentí aludido porque era lógicamente imposible no sentirse aludido. Especialmente yo, que soy el autor de ese primer artículo titulado "Sobre cómo recuperar la autoridad". Si usted no cree que se necesite recuperar la autoridad en hogares y escuelas ¿qué viene usted a aportar aquí?
Ha dicho usted suficientes necedades como para hacer voto de silencio durante unos veinte años. Acuse con fundamentos o cállese, hombre.
24/5/2008 19:12 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Roberto FC
Member


 

Localización: 
Registrado: 15/5/2008      Advertencias: 0
Necio serás tú, imbécil
24/5/2008 20:25 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
curra
Member


 

Localización: 
Registrado: 1/4/2008      Advertencias: 0
Moderador del foro: Esto sí es insultar.....por favor proceda. La intervención de este señor no se puede consentir.... una cosa es decir" usted está diciendo una tonteria y otra cosa es decir usted es TONTO".....Por favor esto no se debe permitir. Exijo que este señor pida disculpas . Saludos
24/5/2008 22:25 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
123raus
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/10/2007      Advertencias: 0

Hola de nuevo.

No esperaba menos ni de Sofía ni de Curra. Les aplaudo. Esto sí es realmente estar en el mismo bando y apostar por la misma jugada. A las dos, muchísimas gracias.

Veo, además, curra, que has salido en mi defensa en este último embate de quienes gustan lucir moral como pavos que lucen cola. Te mando un fuerte abrazo. También a Sofía.

Quiero hacer una aclaración. Cuando he hablado de mis oponentes o “detractores” tenía en mente, es cierto, a Roberto FC, a Amadeo y a Ángeles. Pero es de justicia que rompa una lanza a favor de Ángeles. Creo de verdad que es una buena persona. Equivocada a mi juicio en cosas de educación, pero una buena persona. Me he disgustado a veces con ella, nos hemos “peleado” una y otra vez, pero creo poder afirmar que nunca nos hemos faltado el respeto. No la considero una exhibicionista moral, ni esconde veneno en sus palabras, ni nada por el estilo. Cree realmente en lo que dice. Discreparé con ella cuanto sea necesario, y ella conmigo, pero jamás pasaremos a la descalificación, el insulto o la insinuación maliciosa o perversa. Cada dos por tres nos dejaremos por imposibles, pero seguiremos -si ella quiere- discrepando. Quizá ahora la cosa esté enrarecida, pero algo hay que nos une para seguir discutiendo, quizá inútilmente, quizá por siempre.

No lleva razón cuando dice que no soy amigo de discrepar. La prueba es que ella y yo (tú y yo, Ángeles) hemos gastado miles y miles de palabras para intentar convencernos de nuestras respectivas formas de ver las cosas. Los dogmáticos no discuten, no argumentan: en su versión relativista, piden permiso, sueltan el veneno y se despiden con un afectuoso saludo. Pero no argumentan. Por tanto, Ángeles: me duele que pienses que no admito la discrepancia, cuando nuestra correspondencia es una prueba inequívoca de que sí la admito. Bien sabes que llevo razón. Yo solo te voy a pedir que prestes oídos de verdad a lo que digo (y decimos) y reflexiones, porque me temo que no has sido capaz de desprenderte de viejos y queridos ideales, la mayor parte de ellos de la cosecha del mayo del 68. Viejos y queridos pero erróneos.

Otra cosa es la relación con Roberto y Amadeo. En ocasiones puede haber dudas de quién es el primero en iniciar una pelea. Pero aquí no hay duda: Fue Amadeo quien primero “apreció” en mis expresiones un regusto a los Estados Policiales. Fue el primero en afirmar que mis palabras le sonaban a sermones apocalípticos. Jamás dije yo nada de él con anterioridad. Jamás dije nada que pudiera molestar u ofender. Fue inútil pedirle una y otra vez explicaciones de sus “impresiones” personales. Totalmente inútil. Considero lo dicho por Amadeo una grave ofensa sin justificar. Cada cual es libre de atribuir a las palabras el significado que desee, y a mí, si alguien me empareja con los Estados Policiales, me suena a ofensa grave. Pues los Estados Policiales son propios de las dictaduras o de las democracias corruptas, en las cuales toda injusticia y sufrimiento son posibles. Ayer mismo, Amadeo volvió por sus fueros, con una insinuación asquerosa: que "él" prefería al personaje bueno de la novela de Víctor Hugo. ¡Y yo también! Precisamente porque conozco esa obra, me indignó que Amadeo insinuara que yo fuera partidario de la implacable sed de venganza del crudelísimo policía. ¿O no era esto una insinuación a mi persona? ¿O venimos aquí a hablar de personajes literarios? Nada tendría en contra de ello, pero eso habría que justificarlo. Pues si de eso se tratase, ¿a quién preferimos, a Sancho o a Don Quijote?

Por tanto, digo aquí que jamás consentiré que nadie me pretenda amigo de las dictaduras y de la represión. Si algo he dicho que lo sugiera, preséntese a la luz pública y póngase en evidencia dicha amistad. Si no es así, no tengo por qué aceptar tan repelentes cargos.

Roberto fue claro y explícito en su entrada inaugural y lo sigue siendo. Pidió permiso, nos tachó de opresores de niños a TODOS los que buscamos recuperar la autoridad en casa y escuelas, y se despidió con un afectuoso saludo. Me sentí profundamente indignado. Fue inútil pedirle explicaciones serias, argumentos contundentes, pruebas. ¿Ha heredado él ese instinto opresor? Si lo ha heredado, ¿cómo lo controla? ¿Son éstas preguntas impertinentes o que no vengan al caso? Muchas otras le hice, sin conseguir nada de nada.

Estos señores practican la demagogia porque apelan a valores y creencias afamadísimos en nuestras sociedades, tales como la LIBERTAD ILIMITADA, la ausencia TOTAL, o casi total, de AUTORIDAD y los DERECHOS INFINITOS DEL NIÑO. Es decir, apelan sistemáticamente a valores populares y populistas que, como tales, son difíciles de cuestionar. ¡A ver quién es el guapo que se atreve a decir que los derechos de los niños no son infinitos, o que un cachete está justificado cuando el nene le propina una patada a mamá en la espinilla! Pues yo no soy ni guapo ni feo, pero lo digo. Cualquiera que los cuestione en público, puede estar seguro de que algún vocero populista le saldrá al paso para amonestarlo severamente: “Eres un policía. Eres un opresor”.

Si me he tomado la molestia de combatir contundente y minuciosamente las acusaciones de mis opositores más desagradables, ha sido, precisamente, porque ellos defienden un sistema de ideas que, a mi juicio, nos hace estar donde ahora estamos. Es decir, con niños que dan órdenes a sus padres y a sus atribulados profesores, cuando no golpes y patadas. A la vista está que hay maestros y profesores amigos de la permisividad. Los centros educativos deberían estar al tanto de esto, pues ya tenemos bastante con la permisividad paterna. Muchos otros profesores, a fuerza de tragar y tragar quina, ya salieron hace tiempo de su error, si acaso alguna vez estuvieron en él. La lucha continua del profesor por mantener algo de orden en sus clases, es sencillamente horrible en muchos casos. Un profesorado desautorizado e impotente no puede observar las responsabilidades que la sociedad le impone. Da igual lo bien formados que estén, que lo están: mientras no dispongan de la autoridad necesaria para hacerse obedecer, cada día de clase podrá ser un calvario.

Es necesario prestigiar la excelente labor del maestro y el profesor, pues ellos son los pilares básicos de una sociedad avanzada en ciencia y filosofía: en adelantos técnicos y en derechos. Regateando la autoridad lícita del docente, no hacemos otra cosa que preparar un futuro poco prometedor, quizá calamitoso. No necesitan los docentes un incentivo monetario (en todo caso, un aumento de sueldo), sino disponer de los medios necesarios para, ¡ya!, hacerse obedecer. El respeto ya vendrá más adelante. De momento nos daríamos con un canto en los dientes si consiguiéramos la maquinal obediencia.

En la situación actual, pretender que los niños cumplan su parte por respeto al adulto es sencillamente quimérico. Urge, en gran medida, hacerse obedecer primeramente. A base de sugerencias e invitaciones, los alumnos no dejan de tirarse avioncitos de papel de un lado a otro del aula (¡Bravo, Sofía!). Esto no es una teoría, (Ángeles), de verdad que no. Es la cruda realidad. Algunos críos obedecen a las palabras del padre o el maestro, porque de todo hay en esta vida. Pero la mayoría no. Y como mis palabras de psicólogo desconocido no parecen ser creíbles, reproduciré lo que dice MacKenzie, experto mundial en estos asuntos:

“¿Tiene usted costumbre de salirse siempre con la suya? ¿Cuando no lo hace, se siente bien? ¿No es normal que sienta algo de frustración cuando no consigue lo que quiere? ¿No es así como aprende a adaptarse a la realidad? Cuando impedimos que los niños experimenten las consecuencias de sus actos, también impedimos gran parte de su aprendizaje.
Si las consecuencias desempeñan un papel tan poco importante en el proceso educativo, ¿qué termina entonces con la mala conducta? ¿Cómo aprenden los niños nuestras normas? Los padres permisivos creen que sus hijos dejarán de portarse mal cuando se den cuenta de que lo correcto es eso. El deber de los padres es, por tanto, convencer a sus hijos para que acepten esta creencia.
Cuando contrastamos este supuesto con nuestras experiencias reales, vemos cómo comienza a fallar. A veces, los niños colaboran porque se dan cuenta de que lo correcto es eso. Otras, su única razón para colaborar es estar obligados a hacerlo.”


Mando un fuerte abrazo a quienes de verdad están interesados en restablecer el orden lógico y sensato en hogares y aulas, pues allá donde el crío mangonea al adulto, nada bueno cabe esperar.

(Ángeles, te incluyo aquí, pero empieza a tomar en consideración lo que digo, porque sé lo que me digo: es que hablo por boca de la ciencia que estudio y la experiencia docta de muchos autorizados profesionales de la psicología y la educación. No te equivoques de bando. Sería una pena.)

Gracias de nuevo a Sofía y curra: ¡magníficas!
25/5/2008 10:22 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Ángeles
Member


 

Localización: 
Registrado: 26/4/2007      Advertencias: 0
123 raus, gracias por pensar de mí que soy una buena persona. Pero seguramente seguiremos discrepando… No obstante, me pareces una persona con bastantes conocimientos, luchadora... en fin… también tendrás defectos, como todo hijo de vecino, a ver si ahora se van a pensar que… Al igual creo que todos tenemos virtudes…
En cuanto a lo que dices de… que me he equivocado de bando; decirte, que no estoy en ningún bando, ni he pedido a nadie que me defienda ni que se solidarice conmigo, ni… nada de eso, porque no estoy en ningún apuro del que no pueda salir sola y porque, aunque gusta saber que hay personas que piensan como una, no estoy buscando apoyos para reafirmarme o para... Tampoco creo que tú los busques para esto.
Creo ser una persona abierta al cambio, de hecho cambio un poquito cada día, pero también es verdad que unos sólidos pilares iluminan mi camino… mas si alguien me convence no tengo ningún inconveniente en… siempre procuro meditar lo que escucho, leo… así he encontrado en mi vida esos sólidos pilares, aunque también he detectado manipulación, buenos y malos consejos, demagogia, dogmatismo… vamos, también como todos… Supongo que en algún momento de nuestras vidas todos tiramos de estas estrategias con fines… diversos.
Entiendo y comparto mucho de lo que dice Amadeo y Roberto FC, pero como defiendan sus ideas… o como la defiendan otras personas del foro… Este es otro tema del que se podría hablar con sosiego… lo considero muy interesante en educación… estrategias de “defensa”… permitidas, no permitidas… Sería un debate… sí, necesario… En fin…

123 raus, de acuerdo… nos encontraremos… tampoco yo tengo ningún inconveniente en seguir hablando contigo cuando lo consideremos oportuno…

Saludo
25/5/2008 12:10 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
123raus
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/10/2007      Advertencias: 0
Ángeles, no me ha movido la condescendencia sino el afán de justicia: no es lo mismo lo ideológico que lo personal.

Lo mío no es arrogancia, sino seguridad de profesional, por eso me he permitido la licencia o el atrevimiento de pedirte que me escucharas. Pero tampoco tengo un interés especial en ello. Si crees saber más de psicología que yo en los asuntos tratados, muy bien, sigue así: te diré que no eres la primera.

Yo no te voy a decir que “yo crea” que estás equivocada en tu concepción de la educación. Lo afirmo categóricamente. De modo que sí: estás en el bando ideológico equivocado.

Si un médico te dijera que estás equivocada sobre lo que piensas de una determinada enfermedad y te pidiera que lo escucharas para sacarte de tu error, ¿te mostrarías tan autosuficiente como te muestras conmigo cuando te pido que me escuches de verdad sobre los asuntos que llevamos entre manos? Compruebo estupefacto con qué facilidad la gente cree saber más de psicología que el propio psicólogo.

Si no tengo autoridad profesional o confianza personal para decirte que estás equivocada sobre un asunto de psicología, pues nada, asumiré que me he equivocado contigo. Disculpa mi atrevimiento.

Definitivamente, eres libre de pensar como desees.

Saludos.

25/5/2008 14:41 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Ángeles
Member


 

Localización: 
Registrado: 26/4/2007      Advertencias: 0
123 raus, soy maestra, más de veinte años de experiencia, he trabajado con niños pequeños, jóvenes y adultos, en la Universidad Popular de mi pueblo, con minorías, en colegios de - antes EGB -, Instituto y centro de adultos; además en febrero terminé, con mucho esfuerzo, la carrera de Pedagogía (Ciencias de la Educación - antiguo plan) en la UNED, la he estudiado, poco a poco, aprovechando mis ratos libres, pero no creo que esto tenga demasiada importancia. Aún me queda mucho por aprender.

Saludos
25/5/2008 15:20 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Sofía
Member


 

Localización: 
Registrado: 5/5/2008      Advertencias: 0
Cordiales saludos.

En este foro no nos merecemos esto, no nos merecemos a este tipo de personas que entran aquí insultando, es una agresión verbal en toda regla, que casi siempre precede a la agresión física si ello fuera posible. ¿Queremos a este tipo de personas en el foro?

No me vale lo del si al contenido pero no a la forma, cualquier idea que se defienda con cualquier tipo de violencia, en este caso verbal, pierde todo su valor si es que tenía alguno.

¿Dónde están ahora aquellos que llamaban al orden al moderador? ¿Ahora no vale llamarlo? Ayer dije que daría la bienvenida a todas aquellas opiniones distintas a la mía, siempre que se sustenten en explicaciones y argumentos, pero a esto no, es inadmisible. Y si usted Roberto FC tiene vergüenza no volvería nunca más a escribir en este foro, porque no es bien recibido. Y quién le dé la bienvenida está dándosela a la sinrazón, al dogmatismo, a la demagogia, al exhibicionismo moral, al insulto gratuito. Usted va enarbolando la bandera del "síganme los buenos", pues yo no le sigo porque yo no sigo a la violencia y a la mala educación. Y ahora quien quiera que se suba al carro del victimismo de "pobrecitos nosotros, pero ¿qué hemos hecho?", ha entrado aquí ofendiendo, llamándonos a mí y a todos los que anteriormente habían apoyado las propuestas de 123raus de opresores de los niños, ¿y somos nosotros los que insultamos?

Ya lo dije ayer, y lo repetiré hasta la saciedad si es necesario, aceptaré cualquier propuesta, incluso las opuestas frontalmente a las mías, si van acompañadas de argumentos y explicaciones. A mí, y veo que a muchos de vosotros en el foro, si nos preocupa de verdad la educación, y todas estas ideas de la permisividad son la base del problema que estamos sufriendo hoy día los profesores en las aulas, y los padres en las casas, pero hay algunas personas que parece ser que todavía no se han dado cuenta de ello.

Saludos.
25/5/2008 15:29 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
123raus
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/10/2007      Advertencias: 0
Siendo así, Ángeles, como si no hubiese dicho nada. Usted disculpe.


Gracias de nuevo Sofía, se nota que a usted también le parece una ofensa eso del instinto de represión. ¡Como para no parecerlo!¡Total, cualquier cosa!
25/5/2008 16:14 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Roberto FC
Member


 

Localización: 
Registrado: 15/5/2008      Advertencias: 0
Te dejo el foro todo para ti, Sofía. Chau chau
25/5/2008 16:20 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Sofía
Member


 

Localización: 
Registrado: 5/5/2008      Advertencias: 0
Me sentiré profundamente aforturnada si no tengo que volver a leer sus improperios en este foro, en el que anteriormente a su aparición se debatía con argumentos. Una vez más y espero que la última demuestra usted su altura intelectual y moral. Hasta nunca.
25/5/2008 16:51 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Amadeo
Member


 

Localización: 
Registrado: 2/8/2007      Advertencias: 0
Si alguien me incluye en la lista de demagogos y dogmaticos, no me importa ni mi ofende porque no lo soy.
Yo he dicho que soy un poco receloso a los planteamientos del Sr. 123raus, y que temo el estado policial, y las consecuencias que produce el hambre de autoridad.
Lamento que Roberto haya llegado al insulto, que no comparto.
Sr. 123raus mis temores se me están confirmando usted utiliza un lenguaje belicista, habla de bandos, usted debe ser una persona joven, sin hijos recién licenciado, yo tengo una cierta edad y las he visto de todos los colores.
Yo he puesto en este fórum los enlaces a la lección magistral del Sr. Emilio Calatayud. Comienza diciendo que sus opiniones son discutibles y sus sentencias apelables.
A la personas por sus palabras se le conoce, te inspiran confianza o temor.
Hay un dicho que dice el que se pica ajos come.
Yo como no tengo ninguna licenciatura, las lecturas de libros es una parte fundamental de mi formación. .
También podría hablar de David Copperfiled, de Dickens sobre sistemas educativos. Pero antes tendría que releerlo, han pasado muchos años de mi última lectura, la de Los Miserables es mas reciente, yo soy partidario de la bondad de obispo y no tengo tan mala opinión del inspector Javert, usted vuelve a dividir la gente entre buena o mala.
25/5/2008 20:44 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
123raus
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/10/2007      Advertencias: 0
¡Qué ironía, señor Amadeo! Ahora también soy un belicista. Recopilemos: soy, seguramente, amigo de los estados policiales, sermonero apocalíptico y, ahora, también belicista. Es decir: yo soy el belicista y ustedes los que no paran de “atacarme”. ¡Qué ironía! ¿Qué le he dicho yo a usted que pudiera resultar ofensivo? ¿En qué le he atacado yo a usted, si es tan amable de decírmelo?

Fíjese en lo que dice usted de mí y de usted.

DE MÍ DICE:
1. Que inspiro miedo por aquello de los estados policiales.
2. Que sueno a sermonero apocalíptico.
3. Que soy un belicista.
4. Que divido a la gente entre buena y mala.

¿Yo divido, señor Amadeo? Yo diría que es usted quien me está poniendo a mí de vuelta y media. Va usted “haciendo amigos”, como se dice ahora.


DE USTED DICE:

“yo soy partidario de la bondad de obispo”


¡Toma ya! Es decir, usted dice de sí mismo que es partidario de la bondad. ¿Y yo no? ¡Qué alto concepto moral tiene usted de sí mismo, señor Amadeo! Poco importaría eso, si no fuera porque para afirmarse en su bondad no duda en atacarme sin fundamento ni pruebas, basándose solo en impresiones personales, en lo que “le inspiran” mis palabras. Que usted se crea bueno ni me parece bien ni me parece mal, pero que se tome por bueno a costa de tomar a los demás (a mí) por malos, eso ya me parece propio del exhibicionista moral.
Parece que usted sí que DIVIDE a la gente entre buena y mala.


¿Cómo es usted en su opinión?: partidario de la bondad.

¿Cómo soy yo (123raus) en su bondadosa opinión?: intolerante, autoritario, preconizador de estados policiales, sermonero apocalíptico, belicista, cizañero, joven y sin hijos (¿La edad provecta y los hijos hacen buena a la gente? No lo sabía).


¿La prueba de que soy un hombre belicista es que he empleado la palabra “bandos”? Hombre, señor mío, un poco de seriedad: el lenguaje cotidiano está plagado de metáforas “belicistas” cuyo uso no sirve para afirmar lo que usted afirma de mí.


Fíjese en estos ejemplos de metáforas bélicas o agonales que todos utilizamos de ordinario (bueno, menos usted):

Fulano “se rindió” ante la evidencia (aún se está por encontrar a un tal Fulano).
Mengano “combatió” sus ideas con todas sus fuerzas.
Los futbolistas “pelearon” para conseguir la victoria.
Juan “lucha” por tener éxito en el cine.
123raus “se atrincheró” en sus ideas dogmáticas.
Pedro es “hostil” a las teorías intolerantes de Platón.
Luis “le plantó cara” al problema matemático.
Cuando Andrés dijo aquella tontería, todo el mundo “se le echó encima”.

¿Qué tal, Amadeo, si usted, que es tan amigo de la bondad y tan enemigo del belicismo, deja de ATACARME y de meterse conmigo? Le aseguro que usted ya ha hecho lo suficiente para establecer una DIVISIÓN personal entre usted y yo, muy a mi pesar.

Yo le recomiendo que no me lea. Es seguro que encuentra muchas lecturas de mucho más provecho que las que yo proporciono a este foro. No tiene usted necesidad de pasar miedo leyéndome (¡estado policial!) y un mal rato (¡sermón apocalíptico).

Vamos, digo yo.

Tenga usted muy buena noche. Yo voy a ver si zampo a un par de críos por ahí.

25/5/2008 23:10 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Inicio del foro > FORO DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA > General > SOBRE CÓMO RECUPERAR LA AUTORIDAD.
Páginas: 6 (Primera página ... << 1 2 3 4 [5] 6 >> ... Última página)
Respuesta rápida
Necesita acceder como usuario ántes de poder dejar un mensaje.
acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web nommac