Inicio del foro

Inicio del foro > FORO DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA > General > Violencia en la sociedad
Autor
Tema
Miguel A
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/1/2007    Advertencias: 0
Violencia en la sociedad
Hola a todos. A pesar de que he visto que ME gira básicamente en torno a la educación de los niños, he querido registrarme, pese a que ni soy padre ni trabajo en el mundo de la educación, porque éste es un tema que me interesa y porque quería introducir uno nuevo con el que creo que está muy relacionado y que me preocupa profundamente: el de la violencia en la sociedad.

Escribo estas líneas únicamente desde mi apreciación personal. Creo que vivimos en una sociedad en la que cada vez hay más violencia (violencia en las aulas, violencia de género, violencia vial, violencia en el mundo de la cultura, acoso en el trabajo, etc.), donde a base de verla, vivirla y sentirla a diario, todos, niños, jóvenes y adultos, en mayor o menor medida, terminamos por asimilar y asumir como propios comportamientos y actitudes violentas, en las que la falta de respeto a las otras personas y la falta de sentimiento de responsabilidad por los propios actos son las características principales. Creo que esta violencia es cada vez mayor, que se retroalimenta, que sería necesario un verdadero cambio cultural para modificar esta tendencia. Puede (más bien, seguro) que mi visión sobre este tema este influenciada por el hecho de que viví como niño los últimos años del franquismo y los primeros de la transición, años en los que se dejo atrás una violencia institucionalizada. Entonces también había violencia en las aulas (yo la sufrí, era también de los "raros", y vi como la sufría algún profesor), pero no a los niveles de la actualidad, no recuerdo que se dieran casos tan graves como los que se dan ahora.

A menudo me hago preguntas sobre este tema, preguntas como: ¿qué puedo hacer ante esta violencia creciente?, ¿que actitudes y comportamientos puedo tomar en la vida diaria para no caer en ella?, ¿qué pequeños gestos puedo realizar?, ¿qué puedo hacer para propiciar un cambio en esta tendencia?, ¿es necesario una fuerte autoridad, a la hora de aplicar las leyes, para que haya respeto a los demás?. Estas y muchas otras.

Me gustaría que me dieseis vuestra opinión sobre este tema.
25/1/2007 21:50 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
maria oter
Member


 

Localización: 
Registrado: 9/9/2006      Advertencias: 0
Leí "La anatomía del miedo" buscando contestación a esas mismas preguntas. Soy víctima de reitaradas faltas de respeto por un trabajador del que soy responsable. He puesto en conocimiento de mis superiores la situación, he puesto en marcha el plan Perseo(programa para evitar la violencia en centros sanitarios de Castilla la Mancha) y me sigo sintiendo desprotegida, nadie responde. Después de leer el libro yo llegué a la conclusión de que hay poca valentía en nuestra sociedad.
Cada mañana cuando voy a trabajar sé con certeza que si mis actuaciones no coinciden con lo que quiere este trabajador me esperan gritos, que me tire los documentos sobre la mesa y amenazas con denunciarme.
Yo educo para que mis hijos no sean así. No les dejo tratarse a gritos, procuro que acepten los gustos de los demás aunque no coincidan con los suyos y que sepan jugar juntos.
Me esfuerzo por ser educada. Procuro que las cartas a mis superiores sean respetuosas y jamás respondo con un grito. Por otra parte valoro a las personas que tienen más preparación que la mía, valoro la inteligencia y la cultura de mis compañeros.
Creo que en estos últimos años quizá en nuestra sociedad hay menos diferencias económicas pero no hemos mejorado en cultura ni en educación. Hemos perdido el respeto por las personas más preparadas intelectualmente.
Un saludo, María
26/1/2007 07:56 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Miguel A
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/1/2007      Advertencias: 0
Hola, María.

Yo no estoy seguro de que sea valentía lo que falta en esta sociedad. Valientes los hay, más de los que pudiera parecer a simple vista. Valiente eres tú, y la gente que como tú se enfrenta día a día a situaciones de violencia por el mero hecho de tener que seguir hacia delante con su propia vida. En cambio, lo que sí estoy convencido que sobra es egoísmo, egoísmo del malo, que en esta sociedad muchas veces impera el "salvese quién pueda", el "todo vale" y el mirar para otro lado.

Pienso que la actitud propia y la educación basada en el respeto a los demás de los que ahora son pequeños son una parte muy importante de lo que se puede hacer para cambiar las cosas. Pero también me pregunto si hay algo más que se pueda hacer, por ejemplo, para ayudar a que se implique la gente que no lo hace.

Un saludo, Miguel Ángel
26/1/2007 11:22 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
maria oter
Member


 

Localización: 
Registrado: 9/9/2006      Advertencias: 0
Gracias Miguel Ángel.
Un saludo, María.
26/1/2007 14:24 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
nadine
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/11/2006      Advertencias: 0
Hola Maria. Suelo estar de acuerdo con todas tus intervenciones. Ahora quiero darte ánimos. Seguramente las reacciones del trabajador sean desproporcionadas y su violencia no esté justificada así que siempre que puedas SONRIELE de la manera más sincera posible (eres mejor persona que él y eso te hace muy feliz cuando él se comporta como cuentas y claro, sin poder evitarlo SONRIES). Esta actitud por tu parte puede ayudar mucho, a tí porque te quitará estrés y a él ......¿quien sabe?.
El otro día aparcando tocamos el coche que estaba aparcado detrás. La conductora estaba bajando y arremetió contra mi marido: "eh! tio. !que le has dado!. ¿!de que vas?. !que le has dado un golpe a mi coche!!!!!...... MI marido y yo nos quedamos mirándola y en cuanto pudimos hablar le hicimos ver que a ella le podía pasar también, que no había sido voluntad de mi marido darle, que ni siquiera lo habíamos notado, que lo sentíamos mucho.....Y finalmente: "Estás muy nerviosa. No deberías tomarte las cosas de esa manera. Tranquilízate. No ha pasado nada importante. No tenemos culpa alguna de que tengas un mal día." Esto, dicho en un tono amable y sincero corta en redondo a estos exaltados maleducados que van sueltos por ahí. No sé si en la próxima ocasión ella reaccionará del mismo modo o no. Para mis hijos creo que fue una buena experiencia educativa. Al cabo de unas semanas mi hijo pequeño aún recordaba lo sucedido y me comentaba que las personas más educadas se diferencian de las que no lo son porque consiguen controlar educadamente situaciones como la que acabo de relatar.
Un abrazo.
28/1/2007 22:43 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
maria oter
Member


 

Localización: 
Registrado: 9/9/2006      Advertencias: 0
Hola Nadine. Gracias por tus palabras. Llevo cinco años sonriendo pero a un adulto no se le educa. Perdonarme por haber expuesto un caso personal.
Lo que parece que todos tenemos claro es que la violencia no es educación. Nuestros esfuerzos deben ir encaminados a aportar paz en una sociedad crispada.
Un saludo, María.
30/1/2007 16:51 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Miguel A
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/1/2007      Advertencias: 0
Hola.

Hace unos días asistí como público a un juicio por la muerte de dos personas (mi cuñado y su novia; yo no llegué a conocerlas) en un “accidente” de tráfico. Asistí con la mente abierta, intentando no dejarme influenciar por las opiniones previas de mi esposa, hermana de uno de los fallecidos, para tratar de formarme una opinión lo más imparcial posible y, así, tratar de rebajar la posible carga emocional que pudiera haber acumulado gravedad e intensidad en la opinión que ella se hubiera formado sobre lo ocurrido.

Deciros tan sólo que no creo que ninguno de los que asistimos saliéramos de allí con una idea clara de qué y porqué ocurrió, que lo que allí se expuso y se dijo han dejado abiertas otras posibilidades que son peores y más difíciles de aceptar, y que la persona que provocó el “accidente”, además de no ser capaz o no querer aclarar lo que pasó, tampoco fue capaz de manifestar su pena por las consecuencias de lo que había ocurrido.

Esta experiencia, ocurrida como he dicho hace unos días, han hecho que volviera a reflexionar sobre estos temas, y es la que probablemente me ha inducido, en último término, a plantear este tema en este foro. Es la que hace plantearme cuestiones como las que planteaba en mi primer mensaje y como estas:

• ¿Termina nuestra educación al salir de las instituciones educativas?
• ¿Es posible reeducar en valores a personas adultas que no los asimilaron en anteriores momentos?
• En este sentido, ¿pueden ser útiles, en el caso de los adultos, otros tipos de castigos, del tipo de los que se aplican en algunos juzgados de menores, que complementen a los ya establecidos?
• ¿Qué papel juegan en este tema los medios de comunicación?
• ¿Es necesaria, también en la sociedad, una autoridad más fuerte, en cantidad y en calidad, a la hora de hacer cumplir las leyes?

Como ya dije, hablo siempre únicamente desde mi experiencia personal. Es desde ella desde la que creo que la violencia en la sociedad va en aumento, que es un fenómeno más grave y más extendido de lo que pudiera parecer a simple vista, y que todos podemos poner nuestro granito de arena para tratar de invertir esta tendencia.

Por nuestra parte, en estos días hemos enviado una queja al Defensor del Pueblo por el uso de un programa de la televisión pública para lavar la imagen de una persona que ha sido condenada por atropellar a otra, salir huyendo y no prestarle el debido auxilio (intentando, además, responsabilizar a su hermano menor de edad en un primer momento). Igualmente hemos enviado una queja a la televisión donde se emite el programa Unanimous, por fomentar y premiar las actitudes violentas, diciéndole que no pensábamos ver su cadena mientras siguiera en emisión este programa.

Todas las aportaciones (reflexiones, formas de actuar en determinadas ocasiones, ideas concretas para llevar a cabo, etc.) serán enriquecedoras. Gracias.



Hola María.

Yo, sin embargo, sí creo que se puede educar a un adulto, o al menos sí en algunos casos. Seguramente en este caso no sea adecuado el método que propone Nadine. Pienso que es posible que la persona agresora cambiara su actitud si tus compañeros manifestaran su claro rechazo, sin medias tintas, hacia su comportamiento, y que también ayudaría un castigo. Por cierto, he estado mirando en Internet lo del Plan Perseo que comentabas y me parece muy interesante. Creo que está bien planteado, pero algo debe fallar cuando dices que has acudido a tus superiores y pese a ello la situación se mantiene. ¿Sabes sí se están poniendo en marcha o ya lo están, en otros ámbitos o en otras comunidades, experiencias similares?
30/1/2007 20:54 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
maria oter
Member


 

Localización: 
Registrado: 9/9/2006      Advertencias: 0
Hola Miguel Ángel:
Desconozco como se actúa en otras comunidades.
El plan Perseo se tramita a través del Servicio de Salud Laboral del hospital donde trabajo. Allí me han expuesto que va más encaminado a las agresiones entre usuarios y personal sanitario y quizá ello esté retrasando el proceso.
En mi despacho trabajamos tres personas y mi otra compañera ha testificado en el Perseo en mi favor. Ella también ha sufrido las faltas de respeto.
Yo creo que se ha sido muy benevolente con él y eso sólo ha servido para que se creciera y cada vez fuese más irrespetuoso.
En la educación de los niños yo creo que ésta es la tendencia. Se les permite hacer todo lo que se les ocurre, sin poner límites y con pocos años les hacemos tiranos.
Un saludo, María.
31/1/2007 17:55 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Miguel A
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/1/2007      Advertencias: 0
Hola María.

¿Y no crees que éste sea también el problema con los mayores? ¿No crees que demasiadas veces no ponemos, metámonos todos, límites a conductas violentas, a comentarios machistas violentos, por ejemplo, manifestando nuestro rechazo? ¿Acaso no hacemos lo mismo con los mayores? Ya sé que cada cual es responsable de su propia conducta, pero tal vez a menudo olvidamos que somos también responsables de lo que dejamos de hacer. Y si queremos conseguir que los pequeños asimilen valores y conductas socialmente positivas, no estaría de más que los adultos comenzásemos por tratar de mejorar, poco a poco, paso a paso, cada uno en la medida de sus posibilidades, en estos temas.
3/2/2007 19:35 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
maria oter
Member


 

Localización: 
Registrado: 9/9/2006      Advertencias: 0
Hola Miguel Ángel:
No se contestarte. Desconozco cual es la conducta más adecuada ante adultos violento, mi tendencia es a alejarme de ellos. Estoy de acuerdo contigo en que todos debemos esforzarnos por ser mejores día a día y nuestro ejemplo es la mejor enseñanza a los niños.
Yo me siento incapaz de corregir a nadie. De hecho hace tiempo que aprendí a no reprender a ningún niño por muy peligroso que sea lo que está haciendo. Hoy día los padres no aceptan que se les corrija a sus hijos. Enseguida saltan. Me limito a educar a los mios lo mejor que puedo.
Un saludo, María.
10/2/2007 00:16 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
mariajfdez
Member


 

Localización: 
Registrado: 11/2/2007      Advertencias: 0
Me acabo de registrar en ME y estoy leyendo por primera vez algo del foro.
Un tema actual, polémico, que nos remueve... la violencia en general, en las actitudes del día a día...
Efectivamente, estamos a la que saltamos... Como a la defensiva constantemente... ¿Qué ocurre? ¿De qué o de quién tenemos miedo? Creo que aquí aparece también el tema de la falta de sentido ante la vida... Estamos llenos de "cosas" pero "vacíos" de espíritu... y eso provoca temor... Porque las "cosas" no nos dan seguridad, confianza, alegría plena, entusiasmo... La aunténtica seguridad, confianza, alegría,... está en el interior de uno mismo. Y cuando uno no está satisfecho interiormente nada ni nadie podrá satisfacerle. Y por eso hay gente violenta, que encuentra en esa violencia y en ese humillar a los otros, un pobre sentido a sus vidas. Triste. Triste pensar que aplastando al otro seré mejor... superior. ¿Superior sobre qué/quién?

Pero creo que SI podemos hacer algo. Mucho. Primero, con respecto a nosotros mismos: qué nos da la plenitud y qué nos la quita. Buscar el sentido de nuestra vida... Segundo: ser ejemplo constante, con nuestras limitaciones. Ser coherentes, con nuestras imperfecciones. Ser amables, con nuestros malos ratos (¡somos humanos!)...

Siempre pa'lante. Un saludo a todos! MariJose
11/2/2007 12:44 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Miguel A
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/1/2007      Advertencias: 0
Hola.

Mi tendencia también creo que es la de alejarme de las situaciones violentas y de las personas que se comportan agresivamente. No obstante, admiro a aquellas que son capaces de enfrentarse a una situación o un comportamiento agresivo desde la serenidad, la sensatez y la mesura, como por ejemplo hicieron Nadine y su marido en el caso que comentaron hace unos días. Evidentemente, no todas las situaciones son iguales ni todos hemos desarrollado es capacidad en igual medida. Por cierto, las palabras de MariJose reparten paz entre los perfeccionistas en “permanente rehabilitación” como yo. Gracias por ellas.

En relación al sentido de la vida que plantea MariJose, recomiendo la lectura del libro “El camino de la Felicidad”, de Jorge Bucay (preferiblemente habiendo leído antes los otros tres, “El camino de la Autodependencia”, “El camino del Encuentro”, y “El camino de las Lágrimas”. Coincido con ella en que en esta sociedad se fomenta el “tener” bastante más que el “ser”, en que las “cosas”, el “tener”, no nos da la felicidad (aunque, dependiendo de los niveles en que nos movamos, ayuda), en que el desarrollo interior de cada uno como persona nos acerca, nos pone en el camino de la felicidad y evitaría muchas situaciones violentas, al hacernos menos dependientes, por ejemplo. Es posible que haya personas que encuentren sentido a su vida en la sensación de poder que genera el humillar y el creerse mejor o superior a los otros. Pero también quiero pensar, no se si me equivoco, que hay más casos de conductas violentas que de perosnas violentas, y que al menos en esos casos de conductas violentas la reeducación en valores puede tener resultados positivos.

Un saludo para todos, Miguel Ángel.
14/2/2007 21:51 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
mariajfdez
Member


 

Localización: 
Registrado: 11/2/2007      Advertencias: 0
No quiero salirme del tema, pero insisto en que como creo que tiene relación, con respecto al tema del "sentido de la vida", os recomiendo la lectura de "El hombre en busca de sentido" de Víktor E. Frankl. Es un libro breve pero es una joya. La segunda parte quizá se hace un poco más densa porque habla de la Logoterapia, pero la primera parte (que habla de su experiencia en un campo de concrentración) es impresionante. Jorge Bucay está bien (me he leído un par de libros suyos) pero se queda corto en algunos aspectos.
La violencia es el argumento de la sinrazón y de los pobres de espíritu. Si enriquecemos nuestros espíritus la violencia no tendrá cabida en nosotros. Y, si apenas notamos algo de violencia en nuestro interior, nos sentiremos incómodos. No tenemos derecho a hacer daño a nadie, ni física ni verbalmente. Humillar al otro es fácil (es muy fácil aplastar una hormiga... lo complicado es darle la vida...). Lo difícil es hacer que se sienta GRANDE.

Abrazos! MariJose
17/2/2007 11:07 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
nadine
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/11/2006      Advertencias: 0
El tema de la violencia me interesa mucho porque tanto a mí como a mi familia nos afecta mucho, quiero decir que somos muy sensibles a ella y no la soportamos. Afortunadamente, no estamos tratando de la violencia física sino de la verbal. La primera no creo que nos afecte a muchos de nosotros, sin embargo, la verbal es cada vez más normal. Yo creo que contra esa violencia se puede luchar. Si somos ricos de espíritu no somos violentos, dice MariJose. Yo pienso además, que si somos ricos de espíritu, podemos incluir en esa riqueza, la capacidad de enfrentarnos a esa violencia. Si lo hacemos correctamente es posible que eso tenga alguna influencia sobre el violento. Os cuento lo que me contó ayer una amiga. Estaba en una guardia en un hospital y había estado atendiendo casos bastante graves. Estaba muy cansada, agotada. Al final de la guardia tuvo que atender a un paciente que no tenía nada importante pero él se empeñó en que quería que le hicieran más pruebas médicas. Cuando ella intentó explicarle que no era necesario, el paciente en cuestión le dijo textualmente: " tú, mujer, deberías estar en tu casa fregando, no aquí". El agotamiento hizo que rompiera a llorar. El grupo de amigos que escuchó el relato coincidieron en que era una situación penosa, que cómo un paciente podía dirigirse a un médico con esa falta de respeto, que no se podía permitir que los emigrantes tuvieran carta blanca para actuar de ese modo en nuestro pais etc. Todos estareis conmigo en que no hay manera de evitar ese tipo de situaciones, ni muchas de las situaciones de violencia que se dan en la sociedad o en los colegios o IES, por tanto qué podemos hacer. Mi amiga estaba en una situacion de cansancio físico y psíquico que no le permitió hacer otra cosa más que derrumbarse. Yo pienso que ella debe prepararse para cuando vuelva a sufrir el próximo comentario violento de un paciente y sólo puede hacerlo de un modo. La visión exacta de la realidad es lo que puede convertir una situación en la que te atacan y te hacen daño a una situación en la que te atacan y el que sale mal parado es el agresor. La realidad es que ella es médico, tiene un nivel cultural, económico, social y personal que su agresor no tiene. Es una estupenda persona, cariñosa, atractiva, buena profesional, que no necesita de actuar violentamente para encontrarse bien. Su paciente no tenía nada de eso. Visto así el paciente da lástima. Más que ella ¿verdad?. Si él hubiese atisbado que ella podía sentir lástima por él y que a pesar de su trato machista iba a intentar atenderle como venía haciendo con el resto de sus pacientes ¿qué creeis que habría pasado?. ¿Y si esa actitud la pudieramos extrapolar a los profesores que se sienten agredidos por las conductas de sus alumnos? Me gustaría saber qué pensais.
Nadine
18/2/2007 20:53 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
paz
Member


 

Localización: 
Registrado: 20/11/2006      Advertencias: 0
Creo que la violencia, la agresividad, es síntoma de complejo de inferioridad y falta de cultura, es decir, de educación. Hay un dicho popular. "a falta de razones, valgan mis pulmones". Quien grita, se comporta violentamente, ante situaciones cotidianas (es decir, ante situaciones del día a día, no ante situaciones extremas) demuestra una impotencia e inferioridad patológica. Realmente nos debe dar lástima, no enfrentarnos contra él, sino apiadarnos de él. Cuando nos encontramos con situaciones que rebasan nuestra capacidad de reación solemos mostrar ira (por ejemplo, cuando se muere un ser querido inesperadamente, es decir, que no estábamos preparados para asumir su muerte) golpeamos una pared, gritamos, lloramos escandalosamente, etc (las reaciones pueden ser muy distintas dependiendo del carácter de cada persona), y la ira siempre muestra el desconcierto y la impotencia ante una adversidad incontrolable. Pienso que Nadine ha dado con la palabra certera: "lástima". Y eso creo que es lo que debemos sentir ante el violento. Y no hay mejor manera de que el violento deje de serlo, deponga su actitud de ira, cuando el efecto que produzca su conducta sea la de lástima, la de apiadarnos de él. Pues la mayoría de los violentos desean recibir una respuesta violenta, para poder justificar o "presumir" de su violencia (de su fuerza, como antídoto de su complejo de inferioridad, para sentirse superiores), si reciben una respuesta de piedad se sienten desarmados.
19/2/2007 01:26 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Miguel A
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/1/2007      Advertencias: 0
Hola.

Creo que hay algunas cosas en las que el grupo de amigos que escucho el relato de la amiga de Nadine se equivocaba:

• Primero, dar por hecho que porque una persona de un “grupo” (pongo entre comillas grupo, porque la única característica que tienen en común los emigrantes es esa, que son emigrantes) piense o actué de una manera completamente equivocada todo el “grupo” pensará o actuará de igual manera es una generalización que no se ajusta nada a la realidad y que, cuando menos, es ofensiva para las personas de ese “grupo” que no piensan igual. Desgraciadamente, comentarios por el estilo los podemos escuchar demasiadas veces en boca de “nacionales”, de gente con mejor o peor situación económica, incluso también, en algunas ocasiones, de boca de otras mujeres.

• Segundo, este país en el que vivimos no es ni suyo, ni nuestro ni de nadie en particular, en todo caso es de todos los que en cada momento aquí estamos, y de todos es la responsabilidad de convivir civilizadamente.

Comentarios como éste me reafirman en mi idea que todos somos susceptibles de comportarnos agresivamente ante determinadas situaciones, en determinadas ocasiones. Como decía MariaJosé, lo difícil es hacer sentir grande a la hormiguita.

Con respecto a lo que planteaba Nadine, no creo que sea la lástima la respuesta más adecuada a una persona que muestra un comportamiento o hace un comentario violento. Personalmente, prefiero reservar mi solidaridad y mi empatía para las víctimas. Tal vez la respuesta más adecuada pase por explicarle al agresor, sin la más mínima acritud, que no nos gusta su comentario, que no es cierto, motivándoselo y siguiendo con nuestro trabajo, sin dejarse influenciar por la conducta del agresor, fundamentalmente para que este no pueda percibir que consigue algo con su forma de actuar. Sé que esto a algunas personas nos resulta muy complicado de llevar a cabo, y que no en todos los momentos estamos en iguales condiciones de responder, pero es cuestión de realizar un trabajo personal para tender a ello.

En cuanto a la relación profesores-alumnos, al igual que en cualquier otra relación personal, siempre depende de la gravedad de la situación de la que se trate, pero creo que aquí, si cabe aún más, es muy importante hacerle ver al agresor que se está equivocando, y explicarle el porqué.

Dejando ya a un lado el caso de la amiga de Nadine, pienso que a menudo, en las relaciones personales, tendemos a olvidarnos del otro, no intentamos ponernos en el lugar del otro, eso se percibe, hace que nos pongamos a la defensiva, y surgen los problemas.

Un saludo para todos, Miguel Ángel.
23/2/2007 13:31 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Inicio del foro > FORO DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA > General > Violencia en la sociedad
Páginas: 2 ( [1] 2 >> ... Última página)
Respuesta rápida
Necesita acceder como usuario ántes de poder dejar un mensaje.
acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web nommac