EL DESARROLLO DE LA REGULACIÓN Y DESREGULACIÓN DE LA EMOCIÓN 
Extensa bibliografía en cada uno de los trabajos que componen el libro.
Judy Garber y Kenneth A. Dodge
, 0
Nº de páginas: 321

Resumen y traducción: Paloma García Abad
 

COMENTARIO

El libro examina las raíces desarrollistas del comportamiento social y la experiencia emocional.
INDICE
PARTE 1: Introducción

Introducción

CAPITULO 1. Los ámbitos de la regulación de la emoción

El tema de la regulación de la emoción ha sido una constante preocupación entre los teóricos. La novedad radica en que sólo últimamente se está haciendo hincapié en los procesos reguladores. Los científicos han ofrecido numerosas definiciones de emoción que reflejan sus tendencias teóricas sobre la “esencia” de la misma. Muchas de ellas son contradictorias, pero existe un acuerdo al entender las emociones como respuestas a estímulos importantes para el organismo, que ponen en funcionamiento tres procesos: el neurofisiológico- bioquímico, el motor y el cognitivo. El libro pretende ampliar los límites de la regulación de las emociones en dos direcciones: la regulación entre los tres ámbitos mencionados y la interpersonal. La regulación de los sistemas de respuesta se adquiere en los primeros años de vida y es susceptible de errores que se traducen en agresividad y depresión en los niños.

PARTE 2: Desarrollo temprano

Desarrollo temprano

CAPITULO 2. Las aportaciones del estudio de poblaciones de alto riesgo a la comprensión del desarrollo de la regulación de la emoción

Se centran en cuatro poblaciones atípicas de riesgo para demostrar las dificultades reguladoras del afecto durante los primeros años de vida: niños con síndrome de Down, niños maltratados y niños de personas con trastornos unipolares o bipolares de conducta. Estos cuatro grupos forman un continuo de vulnerabilidades intrínsecas y extrínsecas para la regulación de la emoción disfuncional o mal adaptada. En uno de los extremos están los niños con síndrome de Down que son los más vulnerables biológicamente a una mala adaptación. En el otro extremo, están los niños maltratados que presentan el mayor riesgo medioambiental para la regulación disfuncional de la emoción. Los hijos de padres con trastornos unipolares como la depresión forman un grupo de riesgo con factores intra y extra orgánicos que pueden interferir en el desarrollo de la regulación de la emoción. Por último, los hijos de personas con desórdenes afectivos bipolares son un grupo de riesgo con vulnerabilidades únicamente genéticas y fisiológicas y dificultades medioambientales que podían arruinar el proceso de desarrollo regulador. Examinan el proceso de regulación de la emoción en los niños normales y en los grupos mencionados a través de cuatro estadios: la regulación homeostática, la diferenciación del afecto y el control de la tensión cognitiva y fisiológica, el desarrollo de una relación afectiva segura y la auto-conciencia y la posterior diferenciación yo-otros.


Desarrollo temprano

CAPITULO 3. Desarrollo de la expresión de la emoción durante ka infancia: curso general y modelos de diferencia individual

Se resumen y discuten los resultados de un estudio longitudinal que analizó de forma sistemática el desarrollo socio-emocional de los niños en cinco ondas (de la 1ª a la 3ª: el primer año de vida, la 4ª: el segundo año, y la 5ª el tercero). En cada momento, se especifica el método y los resultados distinguiendo las tendencias generales de desarrollo y los modelos de diferencia individual. Se hace hincapié en la regulación interpersonal de la emoción, especialmente en el papel de la madre en la expresión de la emoción del niño en los primeros dos años de vida. Explora los cambios en la expresión facial del niño en tanto que intentos por regular la experiencia afectiva. Las expresiones conductuales de morderse el labio inferior y comprimir ambos labios se interpretan como esfuerzos para regular la emoción negativa de la ira. Se pone de manifiesto que los niños prematuros son un desafío para los padres ya que la llegada anticipada afecta el curso del desarrollo expresivo y la competencia socio-emocional.


Desarrollo temprano

CAPITULO 4. La referencia social del niño

El autor describe el fenómeno de la referencia social, la búsqueda de comunicación con otros para guiar sus respuestas afectivas y conductuales a los estímulos externos. Se trata de un proceso multidimensional, que supone un análisis cognitivo del significado de algún acontecimiento y que puede ocurrir por diversas razones; el autor destaca la importancia del contexto en tanto que influye decisivamente en este proceso. Walden estudia los cambios tempranos de desarrollo al dar referencia de las expresiones afectivas de los otros en situaciones de incertidumbre. Por último, considera un factor interpersonal: la contingencia de los padres, que repercute significativamente en los efectos de la referencia social, pero de forma distinta en los niños normales y en los retrasados. Otro ejemplo de la influencia del contexto interpersonal se puede comprobar al estudiar el fenómeno de la referencia social en un contexto familiar y en el laboratorio. Con la edad, los niños buscan que los padres les aporten más información ya sea visual o verbal. La regulación emocional y conductual que resulta de observar el comportamiento de los otros es evidente desde muy pronto en la vida de los niños y se desarrolla a lo largo de todo el período preescolar.


Desarrollo temprano

CAPITULO 5. Relaciones, conversaciones sobre los sentimientos y el desarrollo de la regulación del afecto en la primera infancia

Describen los cambios de desarrollo en la utilización de los otros por parte de los niños para satisfacer sus propias necesidades e influir en su propio estado emocional y analizan su creciente habilidad para influir en los estados emocionales de los otros. Se centran concretamente en el consuelo, la broma y tomar el pelo. Según estos autores, el desarrollo de estas capacidades es, en primer lugar, importante porque con la habilidad de compartir el humor, divertir a los otros, tomarles el pelo y consolarlos alcanzan los niños una nueva intimidad en la relación y una nueva forma de expresaras ellos mismos en esas relaciones. En segundo lugar, es interesante porque proporcionan muestras evidentes de la creciente comprensión por parte de los niños de los estados emocionales de los otros. Se trata también del papel que desempeña el discurso sobre las emociones y los sentimientos en estos desarrollos y cómo la adquisición del lenguaje transforma las relaciones de los niños. Estos temas se documentan con los datos de tres estudios longitudinales de niños, observados en casa con sus madres y hermanos.

PARTE 3: Regulación psicológica

Regulación psicológica

CAPITULO 6. El tono “vagal”: un mediador autónomo del afecto

El autor presenta el tono vagal como una medida fisiológica que puede servir para dar cuenta de las diferencias individuales y de desarrollo en la expresión y auto-regulación del afecto. En primer lugar, pasa revista a las cuatro visiones teóricas más importantes que relacionan la actividad autonómica con la emoción, poniendo de manifiesto sus limitaciones y culpa al modelo determinista de la ciencia de ser el causante de esta conceptualización. Alude también a los comienzos cuando se empezó a relacionar el sistema nervioso simpático con las emociones. En segundo lugar, se aborda el interés por el tono vagal como mecanismo regulador desde una perspectiva histórica, revisando las aportaciones de Eppinger y Hess a principios de siglo. Evalúa la relación entre el tono vagal y un número de variables: reactividad, auto-regulación y la expresión de la emoción. El objetivo es presentar pruebas teóricas y empíricas para demostrar que el tono vagal está relacionado con el ritmo cardiaco y la actividad conductual en los niños. Los resultados de la investigación, le permiten afirmar: 1. Independientemente del estadio de desarrollo, el tono vagal está muy relacionado con la reactividad autónoma. 2. La relación entre el tono vagal y la expresividad parece depender del desarrollo. 3. Independientemente del estadio de desarrollo, el tono vagal está relacionado con la auto-regulación. 4. Algunos individuos tienen un tono vagal elevado y no lo suprimen ni su variabilidad en el ritmo cardiaco mientras procesan la información. 5. Al madurar, la gama de expresividad de los niños aumenta; la auto-regulación de los afectos mejora y el tono vagal aumenta.


Regulación psicológica

CAPITULO 7. Desacuerdo marital y sus efectos en el niño: un enfoque psicofisiológico social

Se ha comprobado que las disputas de los matrimonios es la mejor forma de predecir los problemas conductuales de la infancia. Se pretende con este trabajo describir los caminos de predicción desde el desacuerdo marital a la interacción padre-hijo para el ajuste del niño. Concretamente, el estudio se centra en cómo el desacuerdo entre los cónyuges afecta a las relaciones sociales del niño con sus amigos y a su salud física. Para llevar a cabo la investigación, se ha tomado un modelo de proceso central, que afirma que la regulación de la emoción es el constructo teórico principal en la unión entre el desacuerdo marital y las relaciones sociales con sus iguales. Se ha observado que los problemas de la pareja afectan más a los chicos que a las chicas y que lo hacen además de forma distinta: los chicos muestran conductas agresivas y antisociales mientras que la depresión y la ansiedad se apoderan de las chicas. Se enumeran las limitaciones de esta investigación en la que predomina la metodología de informe. Para investigar el efecto de matrimonios problemáticos en sus hijos, se han propuesto dos tipos de hipótesis: unas directas que sugieren que el conflicto marital es difícil y desafiante para el niño; y otras indirectas, que afirman que el niño siente el impacto del conflicto matrimonial a través de la calidad de las interacciones padre-hijo. El surgimiento reciente de la psicofisiología social en los últimos años, que relaciona los procesos biológicos y los sociales, contribuye al conocimiento de las consecuencias conductuales de la activación endocrina, que a su vez puede arrojar luz sobre los mecanismos que subyacen a las reacciones de los niños ante las disputas matrimoniales. Se describe minuciosamente la investigación realizada y sus resultados. Las parejas con problemas tienen niños con una dopamina urinaria elevada, un bajo nivel de juego, ira, interacción negativa con sus iguales, salud delicada y niños que juegan poco con sus amigos. Entre los hallazgos, destacan algunos datos desconcertantes: una baja excitación en la fisiología de la pareja se relaciona con una paternidad negativa y la regulación de la emoción no media en la relación entre el estrés marital y los resultados del niño.

PARTE 4: La regulación cognitiva

La regulación cognitiva

CAPITULO 8. Emoción y el procesamiento de la información social

El objetivo es entender la emoción como un aspecto fundamental de un sistema más general de procesamiento de la información. Considera que todo procesamiento de la información es emocional y que la emoción es el nivel de energía que conduce, organiza, amplifica y atenúa la actividad cognitiva y a su vez es la experiencia y expresión de esta actividad. El autor presenta una serie de conceptos emocionales dentro de un sistema más general para dotarlos de sentido y relacionarlos con el mundo. En primer lugar, describe una teoría sobre el procesamiento de la información, concretamente aplicada al ámbito social. En segundo lugar, revisa las definiciones de emoción para estudiar las formas posibles en las que se pueden relacionar la emoción y la cognición. Examina las pruebas empíricas de las funciones reguladoras de la emoción sobre la cognición y a la inversa en las interacciones sociales de los niños. Por último, estudia las funciones desreguladoras en los niños agresivos. Según este autor, los fenómenos emocionales son aspectos cruciales del procesamiento de la información. A todo procesamiento le acompaña un nivel de excitación por lo que hay que rechazar el concepto de información no emocional. Por lo tanto, hay que integrar los conceptos de emoción en las teorías de procesamiento de la información.


La regulación cognitiva

CAPITULO 9. Estrategia y mecanismos para el control social y personal de la emoción

El autor presenta una taxonomía de los componentes del proceso general para el control del afecto y sugiere un modelo general para la comprensión de los factores que pueden contribuir al proceso general de regulación de la emoción. Empieza por definir tres términos centrales: estrategia, mecanismo y proceso y después se ocupa de cuatro fuentes generales para la regulación de los afectos: la herencia genética y el aprendizaje (por condicionamiento clásico, mediante el ensayo y error y el aprendizaje social). Examina las razones para regular la emoción: la auto-regulación y la regulación de la emoción de los otros y tres grandes tipos de estrategia: conductual, cognitiva y fisiológica. Propone tres clases generales de regulación de la emoción, teniendo en cuenta cuándo se utilizan y su carácter momentáneo o duradero: reactiva, deliberada y automática.


La regulación cognitiva

CAPITULO 10. La regulación de la tristeza: la perspectiva de procesamiento de la información

La regulación de las emociones implica tres sistemas: el bioquímico - neurofisiológico, el motor y el cognitivo. En este estudio, los autores se centran en los aspectos cognitivos y conductuales de la regulación de los afectos, concretamente con las estrategias auto-reguladoras que los niños utilizan para alterar las emociones negativas y mantener o aumentar los estados de afecto positivos. En primer lugar, proponen un marco de procesamiento de la información para describir tanto la regulación competente como la mal adaptada de las emociones. Se presentan para ello dos estudios en los que las estrategias adoptadas por niños normales en edad escolar para modificar sus estados de ánimo negativos se comparan con las estrategias de regulación de los afectos empleadas por niños que sufren de depresión. Se ofrecen diferentes hipótesis para explicar las distintas estrategias de regulación de la emoción de los niños deprimidos y de aquellos que no lo están. En segundo lugar, se trata cómo las estrategias de regulación de los afectos pueden socializarse en las interacciones padre-hijo. Dos estudios están a la base de las reflexiones sobre el impacto en el proceso de socialización cuando la madre está deprimida.

PARTE 5: Psicopatología

Psicopatología

CAPITULO 11. Culpa y empatía: diferencias de género e implicaciones para el desarrollo de la depresión

En primer lugar, se analizan las teorías que dan cuenta de las diferencias de género en la depresión. Se revisan las pruebas respecto a las experiencias acaecidas durante la infancia que contribuyen al desarrollo de una orientación que podría predisponer a un individuo a la depresión. Hacen hincapié en la desregulación de las emociones morales, especialmente entre las mujeres. Se concentran en las diferencias de género con respecto a la empatía y la culpa en los niños, así como en la socialización de estos fenómenos.


Psicopatología

CAPITULO 12. Los cambios de edad en los desórdenes depresivos: reflexiones sobre el desarrollo

Es evidente que los niños de todas las edades muestran sentimientos de tristeza e infelicidad, pero, a pesar de esta constancia a lo largo de los años en la expresión de las emociones, existen variaciones sustanciales en la edad en la aparición y desaparición de ciertos fenómenos depresivos, concretamente durante la adolescencia hay un aumento dramático en el número de desórdenes afectivos serios. El autor examina algunos de los significados posibles de esta sorprendente tendencia de edad. Comienza por explicar por qué no utilizará los términos: regulación y desregulación de los afectos. La tendencia de edad en la disfunción afectiva es más obvia en las estadísticas de suicidio que indican un aumento espectacular en la década que va de los 10 a los 20 años. Se manifiesta la necesidad de distinguir la depresión como síntoma y otros aspectos del estado de desánimo, así como diferenciar entre la depresión como estado de ánimo y la depresión como desorden. Se enumeran las posibles explicaciones que dan cuenta del aumento de los trastornos afectivos durante la adolescencia, teniendo en cuenta las diferencias individuales.

PARTE 6: Integración

Integración

CAPITULO 13. El funcionamiento del sistema emocional y la regulación de las emociones

En primer lugar, proporcionan un muestreo de las diferencias entre las teorías relativas a la regulación de las emociones. Después pasan a delinear un marco conceptual para comprender e investigar los mecanismos y procesos reguladores de las emociones. Por último, muestran como las aportaciones de este libro encajan en el marco teórico propuesto.