Las estrellas fugaces no conceden deseos 
Programa de prevención, evaluación e intervención por duelo en el contexto escolar
R. Ramos
TEA ediciones, 2009
Nº de páginas: 115

Resumen y traducción: Mariola Lorente Arroyo
 

COMENTARIO

No es habitual tener que realizar intervenciones por duelo en los centros escolares, sin embargo a veces es necesario y no se realiza, porque los equipos de orientadores no están preparados o no saben muy bien cómo llevarlos a cabo. Por ello se ha elaborado este proyecto de intervención. Cuando se sufre la pérdida de un ser querido, el impacto psicológico puede afectar profundamente a los familiares de la víctima. La persona en situación de duelo necesitará de otras personas de su entorno que le permitan elaborar su duelo con tranquilidad, siguiendo las pautas adecuadas. Asimismo, en caso de ser necesaria la intervención de un profesional, este debería ser experto en este tipo de situaciones y, a ser posible, estar legitimado para ejercer esta labor.
Hay que tener presente que el duelo es un camino largo y sinuoso, por lo que no existen pautas estables ni válidas universalmente. Tampoco se trata de minimizarlo ni superar nada, sino de aprender a vivir con la pérdida.
Un programa como este era muy necesario. En su realización ha colaborado un amplio equipo de profesionales de diversos ámbitos, y el resultado es una obra de gran rigor, muy bien estructurada por cursos y edades, adaptada al nivel cognitivo de los niños y que aporta gran cantidad de materiales, herramientas y recursos para el trabajo con docentes, familias y alumnos. No debería faltar en ningún claustro de profesores.

INDICE

CAPITULO 1. Sobre el uso de este programa

El presente programa de duelo se encuentra estructurado en un manual de 4 capítulos y un CD con materiales complementarios para la evaluación e intervención.
En primer lugar se expone la intervención didáctica, que a su vez consta de dos fases: una intervención didáctica previa, de prevención, y otra posterior o paliativa.
La primera herramienta es la prevención, para evitar la necesidad de una intervención externa y que disminuya la posibilidad de que el duelo normal evolucione a patológico. Lo que suele ocurrir con la prevención es que siempre llega tarde, pues el claustro empieza a preocuparse por ella a raíz de alguna muerte inesperada que pone de manifiesto las lagunas existentes en este terreno. Sería deseable que con esta obra se sentasen las bases para el arranque de una cultura de la prevención.

Fase de valoración: primera parte inmediata y otra a los tres meses (o seis en casos muy graves).
Condiciones individuales y sociales que justifican la intervención por duelo:
- defunción de un estudiante
- fallecimiento del padre, madre, hermano o familiar muy allegado del alumno
- muerte de cualquier docente del centro, en especial tutores de educación infantil y primaria
- surgimiento o empeoramiento de alguna enfermedad grave en un escolar o en alguno de sus familiares allegados.

Las solicitudes más recientes se refieren a: prevención, aparición de conductas disruptivas en el aula, manifestaciones de nerviosismo e inquietud en el menor, síntomas de tristeza persistente, disminución del rendimiento escolar, reducción de la capacidad de concentración o atención, surgimiento de sentimientos de culpa, alteración en el tipo y número de relaciones con compañeros y maestros.
Los materiales se recogen en su mayor parte en el CD, y van dirigidos a las familias, al equipo docente y a los propios alumnos.


CAPITULO 2. El duelo en el contexto escolar

En nuestra sociedad la muerte es un tabú. No se habla de ella por desconocimiento, miedo y multitud de motivos que se transmiten a niños y adolescentes. En nuestro contexto sociocultural, en cuanto se produce una pérdida, se le da al menor algo que lo sustituya, amortigüe y distraiga. Por supuesto, esto se deja ver también a nivel educativo: total ausencia de una didáctica de la muerte en los proyectos educativos.
Cuando fallece un ser querido y significativo se truncan proyectos personales y metas vitales. Tratar el tema con la familia, con los amigos o el colegio ayuda a compartir emociones y sentimientos al tiempo que facilita encontrar un sentido a lo ocurrido, elaborar un recuero agradecido y propiciar reacciones psicológicas normalizadas. En ningún caso el objetivo es minimizar el duelo, que es una reacción normal ante la pérdida.
Los objetivos generales de este programa de intervención, son:
1. acercar el conocimiento teórico y práctico más actualizado y relevante sobre el duelo en el ámbito educativo.
2. dotar de herramientas eficaces que faciliten la labor de prevención, evaluación e intervención psicopedagógica en el duelo en el contexto escolar.

Aspectos generales sobre el duelo en menores: se responde a preguntas como: ¿cuáles son las reacciones más habituales de los niños ante un duelo? ¿Cómo pueden actuar los adultos para ayudarle?
Pero antes de ver cómo se manifiesta la idea de muerte en los niños y cómo influye en la elaboración del duelo, se repasan las concepciones erróneas que se mantienen en la sociedad sobre cómo los niños viven la pérdida.
Falsos mitos sobre el duelo:
- los niños no se dan cuenta de lo que sucede tras una pérdida
- los niños no tienen la suficiente capacidad para comprender el fenómeno de la trascendencia
- hay que evitar hablar de la muerte y de los muertos delante de los niños
- es beneficioso procurar que no se enfrenten prematuramente a una realidad desagradable como la muerte
- los niños y adolescentes no elaboran duelo
- no atribuyen significado a los acontecimientos que suceden alrededor de l fallecimiento de un ser querido
- los adultos debemos proteger a los niños y adolescentes en la medida de lo posible, del dolor y del sufrimiento, por lo que es mejor que no participen en los rituales de despedida
- los niños no comprenden los rituales, por lo que es mejor que no acudan a ellos.

Después se analiza la evolución del concepto de muerte en niños y adolescentes. Se establecen unas etapas sencillas para explicar cómo evoluciona la comprensión de los conceptos de muerte y daño en el niño y el adolescente. Para ello se centran sobre todo en los aspectos relacionados con el desarrollo cognitivo y afectivo, siguiendo los ciclos y etapas de las educación en España. Desde la guardería (0-3 años) hasta el 2º ciclo de ESO (15-16 años).
Subconceptos para entender el concepto de muerte:
- universalidad: todos los seres vivos mueren (inevitabilidad)
- permanente e irreversible
- no funcionalidad: cuando uno muere, el cuerpo ya no funciona
- causalidad: se fallece porque algo causa la muerte
- continuación no corpórea: según determinadas creencias religiosas, después de la muerte una parte de la persona (alma) no continúa dentro del cuerpo físico.

Se entra de lleno en el análisis del DUELO: dolor. Conjunto de fenómenos psicológicos y sociales que se producen ante la pérdida de una persona con la que se estaba vinculado afectivamente.
Tipos de duelo:
- normal
- anticipatorio
- retardado
- inhibido
- aplazado
- crónico
- complicado
- patológico
Evolución, proceso y fases.
Manifestaciones de duelo por edad y parentesco (no es lo mismo el fallecimiento de un progenitor que el de un hermano), el duelo en los niños y adolescentes.
También se explican los valores culturales y religiosos del duelo, con una serie de consideraciones sobre el judaísmo e islamismo.

Tras ello, se enfoca el duelo desde la perspectiva escolar. Normalmente los equipos educativos no están preparados para atender situaciones de muerte de un alumno. El sentido común suele guiar esos momentos, pero puede no ser suficiente. Por eso se ofrecen recomendaciones al orientador, al tutor y a los profesores que son quienes deben dirigirse al aula en que ha fallecido un alumno o algún familiar cercano, pautas sobre cómo comportarse, lo que no se le debe decir a un niño menor de 9 años, la Importancia del grupo de iguales.


CAPITULO 3. Evaluación

El empleo de los instrumentos de evaluación propuestos en este programa no es un requisito imprescindible para comenzar una intervención paliativa o preventiva, pero desde luego que es de una ayuda inestimable si se decide hacer uso. Los materiales están contenidos en el CD:
- Registro de síntomas del duelo patológico o complicado
- Cuestionario de patrones de salud
- Modelo de entrevista inicial al menor en duelo
- Observaciones de conducta en el centro escolar en duelo
- Valoración de la adquisición de subconceptos del constructo muerte (expuestos anteriormente)


CAPITULO 4. La intervención

Estrategias de afrontamiento en el aula mediante actividades y juegos que ejerciten la reflexión y la interiorización. Didáctica de la muerte.

Motivaciones del proyecto de normalización de la muerte:
- por la omnipresencia de la muerte
- por amor
- por sentido común
- porque reduce su temor
- por solidaridad

Para introducir la muerte como ámbito educativo hay que partir de lo que el niño pida o necesite desde su vivencia, no de lo que el adulto interprete desde su visión.
Distintas vías de intervención: preventivas, antes de que acontezca un hecho funesto, y posteriores o paliativas.

Finalidades educativas de la prevención del duelo:
- afrontar con normalidad, conocimiento y recursos el tabú
- fertilizar la educación y ampliar el campo de la pedagogía y la psicopedagogía en un ámbito tan necesario como inusual
- cultivar el espíritu crítico, la duda y el cuestionamiento
- ofrecer una formación integral para la vida
- fomentar la formación de los docentes
- evitar más dolor y soledad en los procesos de duelo acompañándolos de manera amorosa y formativa
- aprender a vivir con conciencia de mortalidad por todos los beneficios que comporta, por ejemplo:
o prepara ante la muerte
o amplía el concepto de amor
o humaniza
o plantea cuestiones esenciales sobre el sentido de la vida
o da sentido al compromiso y a la responsabilidad social
o reconoce un determinado valor a lo material
o impulsa a expresar nuestros sentimientos
o nos hace valorar y cuidar lo que tenemos

Comprendiendo significativamente, adecuada, funcional y autónomamente, el sentido de la muerte, se vive mejor, o al menos más conscientemente de la propia existencia.

A continuación se recogen varias actividades didácticas PREVIAS recomendadas por edades, bien explicadas y sencillas, que se pueden realizar cualquier día en el aula.
Después se habla de la intervención POSTERIOR. Por intervención didáctica posterior o paliativa se entiende aquella que tiene lugar dentro del entorno escolar, más concretamente en el aula, después de una vivencia de pérdida significativa. Antes de iniciar cualquier tipo de intervención, es fundamental conocer el punto de partida: los recursos del centro, la implicación del tutor y los profesores, la disposición de la familia, etc. Antes de citar a los parientes del alumno afectado, es necesario elaborar una correcta planificación de la propuesta de intervención. Evitar la sensación de improvisación.

Principios generales de la actuación en el aula:
- Proporcionar seguridad emocional. Contención afectiva.
- Manifestación normalizada de los sentimientos: naturalidad, sinceridad y honestidad.
- Coordinación entre los diferentes profesionales e instituciones implicadas.
- Evitación de frases hechas.
- Actuar con medidas psicopedagógicas adecuadas:
o Descartar la culpa
o Promover la confianza
o Impulsar la normalización
o Atención permanente

A continuación se proponen una serie de actividades para trabajar el duelo colectivamente en el aula de forma paliativa. También se recogen una serie de casos prácticos a modo de ejemplo. Son diversos casos reales de duelo en el entorno escolar.

Por último, se realiza una notable selección de fuentes y recursos que pueden ser de gran utilidad en el supuesto de duelo en el centro escolar. Películas, cuentos, temas, libros, páginas web…