DEVELOPMENTAL SCIENCE 
CIENCIA DEL DESARROLLO 
B. Cairns, Glen H. Elder y E. Jane Costello
Cambridge University Press, 1996
Nº de páginas: 291

Resumen y traducción: Rafael Bernabeu
 

COMENTARIO

Desde mi punto de vista este es un libro interesante a nivel teórico porque se plantea cómo ocurre el desarrollo humano desde una perspectiva amplia que integra los conocimientos de varias disciplinas en un intento de crear una “Ciencia del desarrollo” en la que quepan todas las investigaciones sobre los procesos de cambio en la persona a lo largo de su desarrollo. Sin embargo, creo que no alcanza los objetivos que se plantea y lo que se presenta no tiene suficiente sentido como para considerarlo una nueva ciencia, sino que es más bien una serie de revisiones de las investigaciones que históricamente se han hecho en diferentes campos de la Psicología del desarrollo, sin aportar conceptos nuevos. Me parece interesante la perspectiva de que la persona está siempre en un proceso de desarrollo en el que trata de adaptarse a los cambios en su medio personal, histórico, cultural.
INDICE

CAPITULO 1. Ciencia del desarrollo: Una declaración en colaboración (The Carolina Consortium on Human Development)

La ciencia del desarrollo es una nueva síntesis creada para guiar la investigación de las disciplinas sociales, psicológicas y biológico-comportamentales. Pone atención en el tiempo en el que se desarrollan los procesos que estudian y en los múltiples niveles en los que se produce: genético, neurobiológico, hormonal, por un lado, y familiar, social, de redes, comunitario y cultural, por otro. El reconocimiento de la complejidad del desarrollo se considera el primer paso para entender su simplicidad y su coherencia. Desde estos antecedentes, los estudios longitudinales se consideran un instrumento importante para la investigación, así como los estudios comparativos, trans-culturales e intergeneracionales y los métodos estándares de investigación

CAPITULO 2. Ciencia del desarrollo: Hacia un marco unificado

En este capítulo se establecen siete criterios sobre el desarrollo que son el marco de esta ciencia: 1. Un individuo se desarrolla y funciona psicológicamente como un organismo integrado. Las contribuciones de la maduración, la experiencia y la cultura se mezclan en la ontogenia. Los aspectos concretos no se desarrollan y funcionan aislados, y no deben ser separados de la totalidad en el análisis. 2. Un individuo se desarrolla y funciona en procesos dinámicos, continuos y recíprocos de interacción con su entorno, incluyendo relaciones con otros individuos, grupos y subculturas. 3. El funcionamiento individual depende de y es influenciado por, la interacción recíproca entre subsistemas dentro del individuo, estos son, la organización de factores perceptuales-cognitivos, emocionales, fisiológicos, morfológicos, perceptivos y neurobiológicos, que interactúan a lo largo del tiempo. 4. Los patrones novedosos de funcionamiento individual surgen durante la ontogenia individual. 5. Las diferencias en el ritmo de desarrollo pueden producir grandes diferencias en la organización y la configuración de las funciones psicológicas. El ritmo de desarrollo de componentes individuales puede ser acelerado o retardado con relación a otras capacidades. 6. Los patrones de funcionamiento psicológico se desarrollan como sistemas dinámicos, de manera que pueden ser extremadamente sensibles a las condiciones bajo las que se desarrollan. 7. La conservación en el desarrollo está apoyada por restricciones internas y externas, así como por la acción correlativa de fuerzas internas y externas. El resultado es que el funcionamiento social y cognitivo en el desarrollo tiende a ser organizado y conservador, a pesar de los continuos cambios.

CAPITULO 3. Vidas humanas en sociedades cambiantes: Ideas del Curso de Vida y del desarrollo

En el estudio del curso de vida existen una serie de temas paradigmáticos, que son los siguientes: 1. Las vidas humanas en su tiempo y lugar históricos. En las sociedades cambiantes, el año de nacimiento de cada persona le expone a diferentes mundos históricos con distintas prioridades, restricciones y opciones. Se puede estudiar el efecto de cohorte ( sobre una generación) o el efecto de periodo ( sobre varias generaciones dentro del mismo periodo histórico). 2. Las edades humanas y las restricciones sociales. Con las restricciones de su mundo, las personas planifican y hacen elecciones entre distintas opciones que se constituyen en los pilares de su curso de vida evolutivo. 3. El tiempo de las vidas. Se refiere a los distintos roles que socialmente se asocian a las diferentes etapas de la vida. 4. Las vidas interconectadas. Las vidas humanas están incluidas en configuraciones se relaciones sociales con la familia, amigos y otras personas a lo largo del tiempo de vida. La regulación social, los apoyos afectivos, y los patrones de vida tienen lugar en parte a través de estas relaciones y de las relaciones con otros significativos. Existen además cinco mecanismos para estudiar las interacciones entre las diferentes vidas a lo largo de tiempos distintos: el principio de la etapa de vida (la influencia de un suceso histórico en el curso de vida depende de la fase de su vida en la que los individuos experimentan el suceso), el concepto de vidas interdependientes (la diversidad de las historias de vida se unifica en los lazos familiares), los ciclos de control (las fases de la vida en que se tiene o no se tiene el control sobre los acontecimientos personales), los imperativos situacionales (las demandas de las situaciones nuevas en la vida) y el principio de acentuación (las respuestas adaptativas toman forma por los requerimientos de las situaciones novedosas).

CAPITULO 4. Teoría del desarrollo psicobiológico

La perspectiva de los sistemas psicobiológicos de desarrollo contempla el desarrollo individual como una organización jerárquica de múltiples niveles que pueden influenciarse entre sí. La cuestión más importante desde esta perspectiva es la de que los genes son una parte integral de este sistema y que su actividad está afectada por los sucesos que tienen lugar en otros niveles del sistema, incluyendo el entorno del organismo. Las influencias bidireccionales se dan entre el entorno (físico, social y cultural), el comportamiento, la actividad neural y la actividad genética. La interacción del organismo en desarrollo con el entorno es vista como una fuente de perturbaciones para el sistema contra las cuales los genes deben organizar el organismo en desarrollo para que de cómo resultados una expresión fenotípica propia de la especie. El concepto de percepción específica de la especie significa que los individuos de una especie dada responden de una manera característica a ciertos objetos, es decir, responden solo a ciertos patrones de estimulación sensorial y no a otros. Los resultados que tiene el desarrollo sobre el comportamiento son consecuencia de al menos dos componentes específicos de coacción (la coacción representa las restricciones que un elemento del sistema encuentra en su relación con otros elementos), por ejemplo, persona-persona, organismo-organismo, organismo-entorno, célula-célula, estimulación sensorial-sistema sensorial, actividad-comportamiento motor. La causa del desarrollo es la relación entre los dos componentes, no los componentes por sí mismos. La noción de jerarquía aplicada al desarrollo individual, significa que las coacciones ocurren tanto vertical como horizontalmente en todos los sistemas de desarrollo.

CAPITULO 5. La cuestión de la continuidad y el cambio en el desarrollo

Para resolver la cuestión de cómo se consiguen nuevas relaciones funcionales entre sistemas del entorno y del organismo se requiere un análisis sistemático de cómo, a través del comportamiento, las novedades son introducidas en la organización y la coordinación de los dos sistemas a lo largo del tiempo. Una importante propiedad de la organización jerárquica de los sistemas vivientes parece ser la existencia de múltiples puntos de entrada donde las reorganizaciones se inician de forma rápida y a salvo de los errores. Aquellos aspectos de la regulación del comportamiento que tienen un impacto directo en el resultado de las interacciones sociales parecen ser los mismos que son encontrados en múltiples ventanas de tiempo. Un aspecto reseñable es la función del comportamiento en especies evolucionadas es su capacidad de forzar la reorganización entre estos diferentes sistemas de tal forma que la actividad interior y exterior son mantenidas en relación al servicio de la adaptación continua. Es de esta forma como el comportamiento funciona como un mecanismo adaptador en un sistema que de otra forma tiende a la conservación y a la continuidad en su estructura y en su función.

CAPITULO 6. Primates y personas: Una comprensión evolutiva comparativa de la organización social

El comportamiento se desarrolla en un contexto, y no puede ser separado de ese contexto. En cualquier nivel de análisis una unidad no puede ser entendida separada del sistema en el que participa y de los sistemas de los que se compone. Existen una serie de ingredientes preorganizados del crecimiento humano. Entre ellos está la organización social, que regula la forma en que los humanos encajan en sus sociedades. Esta organización funciona a través de los patrones de socialización de la familia y la cultura. Se puede denominar a esta organización “tipo del ambiente” (environtype), como una analogía con el genotipo y el fenotipo biológicos. El comportamiento del niño, en cualquier momento, es el resultado de las transacciones entre el fenotipo (el niño en sí mismo), el tipo del ambiente, o un regulador de la experiencia externa, y el genotipo, o un regulador de la organización biológica. Las influencias de los padres en el crecimiento de los niños pueden distinguirse según sean más próximas o más distantes, algunos de los aspectos que reflejan estas distintas influencias son las diferencias de grupos, la separación progresiva de padres e hijos, y la adolescencia. La cultura es un escalón más en la evolución de los sistemas adaptativos para reducir las perturbaciones del ambiente por medio de un aumento de la complejidad interna de organización. Las especies, las culturas, las familias y los individuos parecen repetir y representar lo que ha sido adaptativo y lo que reduce las perturbaciones del entorno. El desarrollo no es un sistema totalmente abierto ni totalmente cerrado, sino que está regulado por sistemas que pueden ser más próximos o más distantes, desde el genotipo biológico hasta las leyes.

CAPITULO 7. Desarrollo cognitivo

En este capítulo se hace una revisión histórica de las metodologías utilizadas en el estudio del desarrollo cognitivo en los niños. La discusión entre la investigación básica y la aplicada es un tema común a lo largo de los últimos años de estudios sobre desarrollo cognitivo. Se considera a Piaget como el principal investigador del desarrollo cognitivo, que abrió el campo de la investigación con conceptos como la permanencia del objeto, el egocentrismo, la conservación o las inferencias transitivas. Las características que comparten históricamente las investigaciones en el campo de la memoria son las siguientes: la memoria se considera un fin en sí mismo, los modelos utilizados para conceptualizar la memoria son principalmente mecanicistas (sin tener en cuenta el contexto o la experiencia), las metodologías empleadas son reduccionistas y analíticas y hay una escasa relación entre estas investigaciones y las que se llevan a cabo en el campo del desarrollo social y de la personalidad. Actualmente hay dos temas de importancia que se tienen en cuenta en las investigaciones de las dos últimas décadas, uno es el conocimiento del mundo que tiene el niño y el otro es el papel que juega el contexto en el que se produce su desarrollo cognitivo.

CAPITULO 8. Desarrollo temprano social – comunicativo: Análisis ilustrativo del desarrollo

En este capítulo se relacionan los principios de la ciencia del desarrollo (Capítulo 2) con estudios concretos sobre el desarrollo. 1. Schaffer conceptualiza el desarrollo temprano social y comunicativo de manera que a) detalla cómo los procesos de interacción social y la adquisición del lenguaje están relacionados, b) relaciona cambios en el proceso de maduración con cambios en las interacciones entre la madre y el niño, y c) trata de integrar los cambios cognitivos del niño con los cambios en los patrones de interacción social. 2. Los estudios enfatizan los continuos y cambiantes patrones de influencia bidireccional entre la madre y el hijo durante el desarrollo temprano social-comunicativo. 3. El tercer principio es una ampliación del primero, ya se ha discutido la relevancia de los estudios en el primer apartado. 4. Schaffer enfatiza la aparición periódica de nuevas formas de comportamiento o de organización cognitiva en el niño y el papel que estas tienen como iniciadores de caminos para nuevas actividades interactivas que son negociadas de forma conjunta entre la madre y el hijo. 5. Las interacciones fuera del tiempo usual, como las que se producen en los niños prematuros, provocan cambios en los patrones temporales del desarrollo individual. 6. La sensibilidad de los patrones de comportamiento o psicológicos a las condiciones en las que se forman queda reflejada en el estudio en el que se mide en los niños menores de un año la conciencia de estar siendo imitado. Se demuestra que cuando la otra persona facilita la conciencia en el niño de que está siendo imitado, éste muestra claramente el patrón de imitación, sin embargo, cuando cambian las condiciones de la situación, este patrón no se da. 7. Schaffer conceptualiza cinco actividades secuenciales que espera encontrar en todas las diadas padre/madre-niño/a, señalando que existen aspectos del desarrollo temprano social-comunicativo que se conservan a pesar de los continuos procesos cambiantes de interacción social y de comunicación y de las variaciones individuales en estos procesos.

CAPITULO 9. Psicopatología del desarrollo

Las teorías que guían la psicopatología del desarrollo deben ser capaces de manejar la constancia y el cambio, y deben ser consistentes con la noción de cambio dirigido hacia una meta. También deben integrar el conocimiento sobre el desarrollo normal y anormal en un marco coherente. Por ejemplo se han marcado las líneas principales que unen las exigencias del desarrollo en varias etapas de la infancia con los problemas del desarrollo, como explica Garber: “ Un niño que experimenta ansiedad de separación puede no haber negociado de manera exitosa cuestiones del desarrollo como son el vínculo afectivo y la dependencia durante la infancia y puede tener una noción desarrollada inadecuadamente sobre la permanencia del objeto. Otro niño que tiene una conducta agresiva puede estar retrasado en el desarrollo de su habilidad de tomar perspectiva y su capacidad para la empatía” Desde esta perspectiva, debería ser posible hacer predicciones sobre cómo es el comportamiento anormal y comparar estas predicciones con la experiencia clínica sobre la fenomenología de las desviaciones emocionales y del comportamiento en diferentes edades. Esto permitiría utilizar los modelos más adecuados a cada caso. La metodología utilizada históricamente en la psicopatología del desarrollo ha sido el estudio de casos. Sin embargo, en el futuro otros métodos también podrán utilizarse, como es el caso de los estudios longitudinales de tipo prospectivo. Además se ha encontrado que la epidemiología, el estudio de los patrones de distribución de las enfermedades en el tiempo y el espacio, puede proporcionar un marco muy útil dentro del cual pensar sobre los problemas teóricos y metodológicos de la psicopatología del desarrollo.

CAPITULO 10. Cultura y cognición en la perspectiva del desarrollo

El enfoque sistemático del desarrollo contempla la cultura como parte de un sistema en relación dinámica con otros sistemas. Cuando se fija la atención en una parte del sistema y se ignora el sistema en su totalidad se empobrecen los análisis. En este capítulo se estudia la relación entre cultura y cognición desde la perspectiva del desarrollo, centrándose en el aprendizaje de la lectura para ilustrar la naturaleza co-constructiva del desarrollo. Cultura y cognición no pueden ser pensadas como variables dependientes o independientes, la interacción entre ellas no puede ser pensada en términos estadísticos, sino como un todo que es más que la suma de sus partes. En la tradición de la socio-historia de Vigotsky, se enfatiza que los factores individuales y los factores sociales no están separados, sino que constituyen mutuamente procesos de co-construcción. La lectura es necesariamente una actividad co-constructiva que permite reflejar las formas en que la cultura y la cognición están intrínsecamente relacionadas. En el nivel microgenético de análisis de la lectura se pueden examinar las interacciones entre el que aprende a leer, el material de lectura y al menos otra persona (el escritor del material), y posiblemente una tercera persona que escucha o ayuda a la lectura. Desde la perspectiva de Vigotsky, las primeras lecturas pueden ser conceptualizadas como procesos intra e interpersonales, en los que otras personas, competentes en lectura, proporcionan el apoyo social que permite al niño encontrar el sentido del texto. Los libros proporcionan la base cultural a partir de la que la persona en desarrollo construye su propia actividad de leer y sus conocimientos básicos. En enfoque co-constructivo requiere contemplar la lectura como una actividad orientada hacia unas metas que varían según el contexto en el que ocurre. La unidad de análisis no es ni el niño ni el conexto, sino el niño en el proceso de la lectura en una situación concreta. El contexto de la lectura puede ser interpretado en múltiples niveles, como es si se produce en casa o en el colegio, si la lectura tiene un significado cultural para las personas que leen y para su contexto social, si la lectura se realiza en un tiempo destinado específicamente a ella, etc. Los individuos que participan en la lectura forman una diada en la que se ven las influencias culturales, históricas y contextuales.

CAPITULO 11. La construcción de la ciencia del desarrollo

A partir de la revisión de los libros publicados en los años 90, existen al menos cinco dominios de la investigación del comportamiento que pueden agruparse bajo la denominación de ciencia del desarrollo: el desarrollo de la personalidad humana y las acciones sociales, la ontogénesis y la evolución de las adaptaciones del comportamiento en animales no humanos, el desarrollo de la percepción, el movimiento y el lenguaje en niños, el desarrollo de psicopatologías y desórdenes emocionales, y el desarrollo de procesos cognitivos en niños y personas mayores. Por otro lado, la metodología utilizada en estas áreas de investigación debe basarse esencialmente en los estudios longitudinales, que han proporcionado investigaciones sobre el curso de la vida, investigaciones del desarrollo social y estudios cognitivos y del lenguaje. Entre las principales cuestiones que se plantea la ciencia del desarrollo está cómo y cuándo ocurren los cambios en el comportamiento y el potencial que en estos momentos se da para que se produzcan adaptaciones óptimas. La naturaleza y la educación cooperan, más que compiten, y se dirigen hacia la adaptación ontogenética. El marco de la ciencia del desarrollo tiene implicaciones en el diseño de las investigaciones, en los métodos, en las medidas y en los análisis.